*

Lo damos vuelta: Así es como No Man’s Sky pasó del odio al amor

26 DIC 2017 / Videojuegos

Lo damos vuelta: Así es como No Man’s Sky pasó del odio al amor

El título, que en su momento fue considerado como la decepción del año, hoy goza de una gran comunidad de jugadores e incluso está ganando premios


No hay nada peor para una marca que perder la confianza de sus seguidores. Y eso es precisamente lo que pasó el año pasado con Hello Games, el pequeño estudio independiente que durante años preparó lo que se convertiría en uno de los juegos más ambiciosos jamás concebidos. No Man’s Sky sería un juego de exploración espacial como ningún otro, un universo lleno de planetas con su flora y fauna especial, el que los jugadores debían explorar para llegar al centro de la Galaxia. 

Un universo tan vasto en el que dos personas, aun cuando estuviesen conectadas en línea, jamás podrían quedarse para juntarse. Un mundo lleno de vida, diverso, diferente. La exploración llevada a su máxima expresión.

Pero nada de eso terminó siendo real. El juego, retrasado en varias oportunidades, llegó a PS4 y al PC con una gran cantidad de promesas a medio cumplir. El combate espacial era una broma, las criaturas no lucían ni la mitad de majestuosas de los trailers e incluso la recompensa por llegar al centro de la galaxia no era tan épica. Peor que un mal juego, los jugadores se sintieron estafados y con razón. Rápidamente No Man’s Sky comenzó a ser abandonado y todo indicaba que sería el fin de Hello Games.

Un año más tarde, la situación es totalmente opuesta. En vez de rendirse, la compañía aceptó las críticas y comenzó a trabajar en actualizaciones, parches y mejoras para el juego que lo cambiaron drásticamente. Tanto así que la revista especializada PC Gamer nombró a No Man’s Sky como Best Ongoing Game, un galardón entregado a los juegos que siguen entregando contenido de calidad aun después de su lanzamiento, dando a sus fanáticos más razones para volver.

Y es el trabajo de Hello Games para mejorar su título ha sido ejemplar. Hasta la fecha, el título ha tenido tres actualizaciones generales, todas gratuitas y agregando nuevas funciones y mejoras a la experiencia del juego. La primera llegó en noviembre del año pasado y se llamó Foundation, en donde los jugadores podían elegir un planeta para crear una base, construir estructuras y así poder teletransportarse. La base luego podía transportarse a otros sitios y cambió de cierta manera al lógica de un juego que te obligaba a moverte rápidamente, sin permitirte explorar demasiado. Pero por sobre todo, agregó un nuevo modo de juego llamado Survival, el cual aumentaba la dificultad, el nivel de hostilidad de los alienígenas y los efectos atmosféricos sobre el protagonista. En el lado inverso estaba el modo Creativo, el cual eliminaba todos los peligros para concentrarse en la creación de bases.

En marzo de este año llegó Path Finder, que elevó las posibilidades del juego mucho más allá de lo esperado. Se incluyeron nuevos vehículos para hacer más rápida la exploración dentro delos planetas, lo que permitió crear incluso un modo de carreras dentro del juego. Además de eso, se agregó un modo de permadeath, es decir, que cuando el jugador muere, su personaje lo hace de manera definitiva, borrando su archivo y obligándolo a comenzar de nuevo. Y para los creativos está el Photo Mode, para poder detener la acción y explorar el planeta para poder sacar fotos que luego pueden ser exportadas para compartirse o convertirse en tu nuevo fondo de pantalla.

Y en agosto se estrenó The Atlas Rises, el cual llegó con más de 30 horas extras de narrativa para el modo de historia, nuevas misiones generadas por procedimiento y lo que promete ser la base para un nuevo modo de juego multijugador llamado Joint Exploration, el cual permite que hasta 16 personajes puedan usar chat de voz y otros comandos para comunicarse, aunque todavía sin interacción en un mundo compartido.

Las tres actualizaciones han cambiado, efectivamente, la perspectiva con la que se mira el juego. En Steam, si bien los análisis generales siguen siendo mayoritariamente negativos, si revisamos las reseñas subidas en los últimos 30 días, el 70% de las reseñas ahora es positiva, cuando hace un año, antes del contenido, era sólo un 37%.

Lo cierto es que todo parece indicar que la aventura seguirá mejoran y creciendo con el tiempo, y que si bien el juego tuvo una partida que estuvo bien lejos de lo que se prometió, el tiempo ha hecho que el juego finalmente se haya redimido. Solo esperamos que no haya sido demasiado tarde.

Seguir leyendo