*

Apple estaría obstaculizando que las baterías de los iPhone sean reparadas por terceros

8 AGO 2019 / Tecnología

Apple estaría obstaculizando que las baterías de los iPhone sean reparadas por terceros

La compañía habría implementado un software que detecta si una batería fue instalada de manera informal, emitiendo alertas sobre su funcionamiento.


Apple no quiere que los usuarios de iPhone reparen sus baterías en servicios técnicos no autorizados por la compañía, por lo que, más allá de los llamados, habría decidido tomar medidas concretas al respecto.

Según cuenta iFixit, Apple habría implementado un software en algunos equipos con iOS 12 y iOS 13 beta, el cual sería capaz de detectar cuando se ha instalado una batería que no tiene la clave de autenticación oficial de la compañía.

En esos casos, el software procedería a mostrar una advertencia sobre el estado de la batería en el apartado de información sobre esta, aún cuando la batería esté funcionando en condiciones óptimas.

Dicha situación se daría tanto con baterías auténticas como alternativas que fueron instaladas en un servicio técnico no autorizado, e involucraría al iPhone XR, XS y XS Max.

“En pocas palabras, Apple está bloqueando las baterías de sus iPhones de fábrica, por lo que cada vez que reemplace la batería usted mismo, incluso si está usando una batería genuina de Apple de otro iPhone, seguirá recibiendo el mensaje de ‘Servicio'”, explica iFixit. “La única forma de evitar esto es, lo has adivinado, pagarle a Apple dinero para reemplazar la batería de tu iPhone por ti. Presumiblemente, su software de diagnóstico secreto puede voltear el bit mágico que restablece este indicador de ‘Servicio’. Pero Apple se niega a poner este software a disposición de cualquier persona que no sean ellos mismos y los proveedores de servicios autorizados de Apple”.

En ese sentido, considerando que antes este mensaje solo aparecía cuando había un problema con la batería, todo indica que Apple estaría intentado desalentar a los usuarios de acudir a servicios técnicos no autorizados por la compañía. Una medida que no deja de ser llamativa considerando que hace un tiempo las cosas apuntaban a que la empresa tras los iPhone quería hacer las pases con estos servicios.

Como recordarán, a principios de este año Apple cambió en algunos lugares su política contra la reparación de iPhones con baterías reemplazadas, permitiendo que estos equipos puedan ser arreglados por sus servicios autorizados.

No obstante, en el pasado la compañía también ha implementado software similares a lo que habría hecho ahora  para evitar los arreglos de terceros en dispositivos como los MacBook Pro.

Seguir leyendo