*

El Atari VCS tiene todos los ingredientes para convertirse en una estafa

26 JUN 2018 / Videojuegos

El Atari VCS tiene todos los ingredientes para convertirse en una estafa

Una investigación en YouTube muestra que la campaña para financiar la nueva consola de Atari tiene demasiados errores como para pasar en alto.


Era el regreso triunfal de una marca que sólo vivía de la nostalgia. La presentación del proyecto de Atari VCS, se convirtió tras pocas horas de haber sido lanzado, en uno de los grandes éxitos del crowdfunding. La pequeña consola se vendía como algo más que un equipo mini, sino que como un dispositivo con Linux, capaz de correr aplicaciones, conectarse a internet y por supuesto, jugar tanto títulos clásicos como nuevos.

En tan solo 24 horas de campaña, Atari reunió 2 millones de dólares en preventas. Y a cuatro días del cierre de la campaña, la cifra ya se acerca a los 3 millones de dólares. Esto es, a todas luces, un gran éxito de la compañía. Pero eso no significa que el proyecto vaya en buenas manos. De hecho, los casos en donde este tipo de proyectos reúnen millones de dólares solo para decepcionar al público son muchos. Es cosa de pensar en la Ouya.

Pero ¿por qué Atari nos haría esto? ¿Por qué una marca de prestigio se arriesgaría a presentar un proyecto que ellos mismos no saben si podrán llevar a cabo? Eso es lo que se preguntó StopDrop&Retro, un canal de YouTube, quienes realizaron una extensa investigación sobre todos los errores y peligros que han cometido en toda esta campaña.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que esta Atari no es la Atari que creemos que es. Es solo la marca. De hecho, el Atari que conocemos ahora sólo existe desde el año 2014 y desde ese tiempo han estado tratando de vendernos hardware. ¿Por qué no lo recordamos? Porque fueron un fracaso.

Ejemplo: Durante el E3 de 2014, Atari presentó una línea de teléfonos y tablets con su marca y diseñados para jugar. Fueron unos 10 equipos que finalmente nunca salieron al mercado. 

Luego, Atari sería parte de un proyecto de crowdfunding llamado Gameband, un reloj inteligente que además tendría juegos de Atari. Si bien el proyecto nunca fue de ellos, si tenían su marca asociada, pero el proyecto también fracasó, y a Atari simplemente dejó de importarle. Lo mismo que cuando levantaron una campaña para lanzar el Rollercoaster Tycoon 3 para Nintendo Switch. El proyecto fracasó y en vez de hacerse cargo, solo borraron la página.

Y es con estos antecedentes que la marca llegó para ofrecer el Atari VCS, un proyecto que se mostraba muy avanzado en cuanto a diseño, gráficos y funcionalidades, pero que en realidad no tenía nada avanzado. En la primera mentira que fueron pillados fue cuando mencionaron al juego Tempest 4000, remake del clásico juego de arcade, para la consola. Resulta que Tempest 4000 si existe, pero por ahora solo en PC, y no en Linux, la plataforma que usa la VCS. Así que todas las imágenes del prototipo probando el juego son en realidad falsas.

 

Ese es el principal problema: Están cobrando precios superiores a 300 dólares en muchos casos, con los que podrías comprar una consola contemporánea, pero sólo para llevarse una promesa de una máquina que no cuenta con nada seguro. ¿El catálogo retro? Bueno, es el mismo que puedes encontrar en compilaciones digitales por 10 o 20 dólares y correrlas en tu consola o en tu PC ahora mismo, sin tener que esperar que llegue una consola el otro año. Si le quitas los juegos clásicos, el Atari VCS es un montón de nada. Y la gente aun así lo compra.

Peor aun es cuando se demuestra en el video que prácticamente todas las funciones y demos que se hacen del producto están basadas en una Xbox One, todo parece indicar que sólo los diseños de la consola están listos, pero nada más. Y eso preocupa. Porque hasta ahora Atari solo ha hablado cuando la descubren. Si nadie hablaba de lo de Tempest 4000, nunca lo habrían aclarado.

“Atari elige el silencio por sobre la información, no se preocupa de los productos a los que entrega su apoyo y es capaz de meter sus fracasos debajo de la alfombra”, sentencia este video, el que si bien no asegura que se trate de un proyecto que definitivamente vaya a fracasar, será uno de esos que sin duda te darán más de un dolor de cabeza. Así que todavía tienes tiempo para retirar tu dinero.

Seguir leyendo