*

Así se filmó la muerte de Tony Stark en Avengers: Endgame

1 NOV 2019 / Cine

Así se filmó la muerte de Tony Stark en Avengers: Endgame

Los responsables de la película recordaron cómo se concretó la escena que marca el final de la historia de Iron Man.


Ya han pasado varios meses desde le estreno de Avengers: Endgame pero gracias a la escala de la ambiciosa película de Marvel Studios sus responsables aún tienen mucho que decir sobre su realización.

En ese escenario, y con miras a la campaña de la película para los próximos premios Oscar, desde /Film conversaron con quienes estuvieron a cargo de distintos aspectos de la cuarta entrega de los Vengadores. Todo con el fin desentrañar los secretos  y curiosidades de la gran batalla final entre los héroes y el ejército de Thanos.

Así, aunque hay varios elementos que ya se han discutido una y otra vez desde el estreno, uno de los puntos más llamativos de esa recopilación es la historia de cómo se filmó la escena del sacrificio de Tony Stark.

Como recordarán, tras la gigantesca confrontación que comenzó después de la destrucción de la base de los Vengadores, Thanos logró recuperar las gemas del infinito. Paralizados ante un inminente nuevo chasquido, Doctor Strange y Tony Stark intercambian miradas. El Hechicero Supremo le recuerda a Iron Man que solo hay un escenario donde Titán Loco pude ser derrotado y los héroes pueden asegurar la victoria que han esperado por 5 años.

Tony entiende el mensaje y lo que implica para su futuro. Se aproxima a Thanos en lo que parece un infructuoso mano a mano. Thanos lo derrota y se dispone a realizar un nuevo chasquido jactándose de su victoria. De pronto, Tony se incorpora y en su mano se ven las gemas del Infinito. Stark chasquea sus dedos y se sacrifica para derrotar al ejército de Thanos, sellando su destino con una simple frase: “Yo soy Iron  Man”.

Recordando la escena sería fácil creer que esta fue grabada en el marco de la misma batalla, sin embargo, los responsables de  Avengers: Endgame cuentan que finalmente no fue así.

Inicialmente la escena tenía otro tono y en varias versiones que fueron filmadas en la primera etapa de producción de la película, Robert Downey Jr. realizó bromas o respuestas bastante diferentes al “Yo soy Inevitable de Thanos”.

“Había muchas (otras opciones para la frase), y no eran la culminación de 22 películas”, contó el guionista Christopher Markus. “Eran más como, ‘¡Jódete, amigo!’  Porque a Robert, para su crédito, y es por eso que Tony Stark se ha vuelto tan icónico, le encanta socavar el drama a veces con un no-sequitur o algo así”.

“Robert hizo un montón de improvisaciones, algunas de ellas eran graciosas, algunas eran tontas, algunas eran divertidas”, añadió el editor Jeff Ford. “Pero ese es el proceso (de Robert) para encontrarla. Sabíamos que nunca íbamos a usar una frase tonta, pero él pasa por eso para encontrar ritmos y como actor es brillante al explorar eso”.

“Los Russo le dieron una cámara y la dejaron correr junto a él y  le permitieron hacer muchas cosas diferentes. Así que hicimos eso y probamos con algunas de ellas. Algunas frases eran obscenas. No sé si se supone que deba decirte cómo eran, pero había una en que decía: ‘Estás jodido’ y hacía el chasquido. Me encantaba esa. Pero no puedo hacerle justicia a como era, porque había lágrimas en los ojos (de Downey) cuando lo dijo”, recordó Ford.

Pero antes de que “Yo soy Iron Man” se instalara como la frase final de Tony Stark,  la producción de Avengers: Endgame había elegido como la mejor a una versión de la escena donde ni Tony ni Thanos decían nada.

“La mejor versión que teníamos antes de ‘Yo soy Iron Man’ era una silenciosa donde (Stark) y Thanos solo se miraban y todo estaba en silencio”, contó Ford. “Pero no completaba ese arco ni se cerraba esa narración correctamente. Thanos había dicho ‘Soy inevitable’ un par de veces en la película, y realmente quieres sentir que ese sentido está cerca, que es inevitable: no importa cuántas veces viajes en el tiempo, no importa cuántas veces puedas regresar y hacer un cambio, nunca lo vencerás, es el destino. Y Tony dice que no, que no lo es. Necesitaba ese intercambio para que, a mi juicio, fuera satisfactorio. Así es como llegamos a esa línea”.

La génesis de un momento clave

Tony Strak cerró su primera película revelándole al mundo que él era Iron Man, pero ¿cómo se decidió que esas serían sus últimas palabras? Anteriormente los directores Joe y Anthony Russo habían explicado que el regreso de la famosa frase se gestó cuando habían comenzado a editar la película y fue una idea del editor Jeff Ford.

“Estábamos en la sala de edición pensando, ‘ (Tony)tiene que decir algo. Este es un personaje que vivió y murió por bromas'”, señalaron los directores. “Y simplemente no podíamos, probamos un millón de últimas palabras después de que Thanos decía: ‘Soy inevitable’. Y nuestro editor Jeff Ford, que ha estado con nosotros en las cuatro películas y es un narrador increíble, dijo: ‘¿Por qué no damos la vuelta al círculo y decimos ‘Yo soy Iron Man?’ Y quedamos como: ‘¡Tomen las cámaras! Tenemos que filmar esto mañana”.

Resultado de imagen para i'm iron man

Con la frase ya establecida el siguiente paso era grabar la escena, sin embargo, pese a que todo estaba listo, Robert Downey Jr. no habría estado muy convencido…o al menos eso es lo que le contó hace algunos meses el director Joe Russo en conversación con el podcast ReelBlend.

“Es una historia interesante. Cené con (Downey Jr.) como dos semanas antes de la fecha en que se suponía que teníamos que filmar”, recordó Russo. “Y me dijo: ‘No lo sé. Realmente no quiero volver y entrar en ese estado emocional. Tomará … será difícil’. Y en una locura Joel Silver, el productor, estaba en la cena. Él es un viejo amigo de Robert. Y Joel salta y dice: ‘Robert, ¿de qué estás hablando? ¡Esa es la mejor frase que he escuchado! ¡Tienes que decir esta línea! ¡Tienes que hacer esto!’. Así que gracias a Dios que Joel Silver estaba en la cena, porque nos ayudó a convencer a Robert para que hiciera esa frase”.

Finalmente Downey Jr se convenció y la filmación de la escena se concretó en un estudio de Atlanta en 2018. En ese sentido, la productora ejecutiva Trinh Tran recalca que la incorporación de la frase fue algo de “último minuto” y de hecho fue una de las últimas escenas que se grabaron para Avengers: Endgame.

“Robert encontró un momento emocional en lo que hizo, pero tomó un poco de trabajo llegar a la narrativa y emocional correcta”, señaló Jeff Ford. “Pero no hay nada que se compare con las actuaciones que dio ese último día, que creo que fue nuestro último día de rodaje. La última toma”.

Pero si creían que ya era especial que Downey Jr fuera quien cerrara el trabajo de la película poniendo el punto final a lo que comenzó en 2008, Ford añade que todo toma un tono aún más emotivo ya que la secuencia del sacrifico de Iron Man se filmó en el mismo estudio donde Downey Jr audiconó para el papel hace más de una década.

“Lo filmamos en el escenario donde hizo su prueba de pantalla original y le contamos sobre eso”, rememoró el editor. “Fue un día muy emocionante y emotivo”.

Si quieren ver como es ese estudio, pueden ver parte de la prueba de Downey Jr en este video:

Los últimos toques

Como podrán imaginar en una película como Avengers: Endgame la filmación de una escena está lejos de ser la parte final de la producción. Por lo que antes de incorporar la nueva versión del sacrificio de Tony a la película esta tenía que pasar por un extenso proceso de efectos visuales que a la larga sería tan difícil como encontrar la respuesta correcta a Thanos.

En ese sentido Matt Aitken, Supervisor de Efectos Visuales de WETA Digital, recuerda que fue todo un desafío conjugar la actuación de Downey Jr. y el CGI de la escena.

“Mientras trabajábamos en la revisión de esas tomas con Dan Deleeuw, el supervisor de efectos visuales de Marvel y los cineastas, realmente trabajamos para encontrar el equilibrio entre mostrar todo ese poder y toda esa energía destructiva de las gemas del infinito y el daño que estaban causando en el traje. Pero no queríamos hacerlo muy molesto o extravagante para que le quitara su momento a Tony”, comentó Aitken. “Este es un momento clave de Tony. Así que fue un acto de equilibrio donde realmente tuvimos que trabajar allí”.

Imagen relacionada

Luego de canalizar el poder de las gemas del infinito y chasquear sus dedos, Tony Stark hizo desaparecer a Thanos y su ejército pero, como se había establecido a lo largo de Endgame y Avengers: Infinity War, el poder de los seis cristales elementales era demasiado y él muere.

“Queríamos que todas las muertes y escenas de partida fueran voluntarias por parte de los héroe. No queríamos que nadie fuera golpeado hasta la muerte. Tony tenía que elegir morir”, explicó el guionista Christopher Markus. “Desde Infinity War en adelante se mostró el costo que conlleva el uso de estas (gemas) y fue todo con la idea de que ‘así es como vamos a matar a Tony más tarde’. Entonces ves a Thanos frito. Lo ves aún más frito después de usarlas dos veces. Ves a Hulk todo destruido. Todo esto es solo para configurar el hecho de que Tony las va a usar, y de ninguna manera vivirá”.

Después de su chasquido, Tony tarda algunos minutos en morir y los héroes se congregan a despedirlos en un momento que Dan Laurie, supervisora de edición de sonido describe como el paso de una “pelea ruidosa a un momento realmente suave, muy íntimo y muy triste. No es la típica batalla donde puedes seguir adelante”.

Seguir leyendo