*

Un mal día: La historia oculta del ”primer viral”

15 ENE 2018 / Nostalgia Pop

Un mal día: La historia oculta del ”primer viral”

Hace 20 años se popularizó un video sin la necesidad de redes sociales, difundiéndose por correo electrónico para hacer realidad el sueño de muchos: romper el computador lento de la oficina.


Antes de los videos de gatitos y los youtubers, Bad Day es considerado como el primer video “viral”.

En 1998 no existía Youtube, Vimeo o otros servicios similares, por lo que la grabación fue difundida principalmente vía e-mail y reproducida en Windows Media Player. No obstante, alcanzó tanta fama, que fue reproducido en televisión abierta y tuvo su propio sitio web.

Bad Day  es un simple video grabado con  una cámara de seguridad que “captó” a un trabajador enfurecido, golpeando el monitor de su computador con el teclado hasta botarlo al piso y seguir pateándolo.

En Chile inspiró a un popular comercial.

Pero como muchos virales de internet, todo fue una trama planeada. Vinny Licciardi , el popular “hombre enojado”, trabajaba en Loronix, una compañía tecnológica que estaba desarrollando un sistema de vigilancia DVR.  Según reporta WIRED, la empresa necesitaba algo para demostrar a sus clientes que su nuevo invento funcionaba, así que a Peter Jankowski, el jefe del área tecnológica, se le ocurrió grabar a Licciardi destrozando el equipo de oficina.

“Teníamos unos computadores que habían muerto, así que básicamente armamos eso en el escritorio de un cubículo”,  recuerda Jankwoski, quien dirigió el video.  El protagonista por su parte señala que les tomó dos intentos para grabar la situación. “En la primera toma, la gente se estaba riendo mucho así que tuvimos que hacer una segunda”, agregó.

El intento publicitario de Loronix fue más allá de lo que pretendían y pronto comenzó a difundirse vía correo fuera de sus círculo de compradores. Bajo el nombre “badday.mpg”, el archivo se popularizó, pero era tan pesado (5MB) para la época, que estaba arruinando los servidores. 

Dado su contexto, el éxito de Bad Day es más improbable que de el resto de los videos que hoy se popularizan. De hecho, la grabación ha permanecido en el inconsciente colectivo por más de 20 años, en contraste a algunos contenidos que actualmente son olvidados a los días.

Parte de la “leyenda” de Bad Day se expandió gracias a sus fans, que crearon sitio web.  Cuando el desabollador web Benoit Rigaut, vio por primera vez el video en 1998, decidió crearle una página para que las personas no tuvieran que esperar 20 minutos para ver la grabación que tan solo duraba 26 segundos. 

Bad Day captó la atención de Rigaut, por lo que el define como la capacidad especial de captar “una catarsis real de la, ocasionalmente frustrarte, experiencia computacional.”

El sitio  tenía un fondo negro, GIFs y contadores de visitas. Además obviamente del link para “badday webring”, hay un gif con una vista previa del contenido para que los usuarios sepan que es antes de descargarlo.

Pero sin duda el aporte del sitio web a la formación de internet fue que Rigaut escribió una teoría conspirativa señalando las inconsistencias del viral. En este incluyó capturas de pantalla con círculos rojos dibujados alrededor de objetos sospechosos como los cables desconectados o la sonrisa del trabajador furioso. Todo para decodificar el mensaje oculto del video que todos habían visto.

“No hay duda de que Wintel está creando una catarsis porque temen el día de la revolución. El día cuando los trabajadores se sienten en frente de sus programas mal hechos no se rían ¡El día que nos levantaremos juntos para buscar a las personas a cargo de esta desastrosa asociación de hardware/software!”, profesaba la teoría descrita en el sitio que aún está disponible.

La estética del video se convirtió en el estándar base para lo que hoy vemos en este tipo de contenidos conspirativos,  con acercamientos plano por plano y círculos que revelan lo sospechoso de asunto.

Pero Rigaut también contribuyó a que el contenido se viralizara más rápido mediante la plataforma de su sitio web, tanto que el propio protagonista le escribió un correo aseverando que esperaba darles más videos pronto. En perspectiva, el autor del  sitio se arrepiente de no haber seguido con la página.  “Ocho años después todos estábamos viendo Evolution Dance en  YouTube,” dijo Rigaut. “Creo que ahora me arrepiento de no haber identificado esa oportunidad de negocios”, lamentó.

El clip aún circula por la web y está disponible como GIF en distintas redes sociales. “Me sorprende que aún siga dando vueltas, pero creo que todos pueden identificarse con ese momento”, dijo Licciardi, protagonista del video. “Ellos están muy furiosos porque el software es lento o tienen hay alguna falla, todos han querido hacer eso en algún punto de sus vidas.”

Seguir leyendo