*

La NASA está buscando nuevas formas para ir al baño en el espacio

20 FEB 2018 / Ciencia

La NASA está buscando nuevas formas para ir al baño en el espacio

La Agencia está en la misión de modernizar los trajes de sus astronautas para que puedan subsistir dentro de ellos por días.


Los ingenieros de la NASA, volverán a la tecnología usada en los ’70 para diseñar el sistema de desecho de residuos en los nuevos trajes para la tripulación de Orion.

Orion es la nueva incursión tripulada de la Agencia espacial que podrá llevar a los astronautas de vuelta a la Luna. Pero el viaje es largo, y para la comodidad de la tripulación la NASA necesita resolver los problemas básicos de supervivencia como las deposiciones y la alimentación.

Según informa Space.com los ingenieros de la institución están desarrollando los Orion Crew Survival Systems Suits (OCSSS), trajes diseñados especialmente para que los astronautas puedan sobrevivir en ellos seis días sin la necesidad de sacárselos. Esto para que ante la eventualidad de una despresurización de la cabina los tripulantes puedan comer, orinar y defecar sin poner en riesgo sus vidas.

“Es un tiempo muy progolongado, ” explicó Kirstyn Johnson, ingeniera de la NASA a cargo del diseño de OCSSS. “Es mucho tiempo para estar en un espacio tan pequeño, pero aunque tenga las mejores condiciones,  vivir en un traje con todos tus desechos junto a ti  por un tiempo prolongado puede volverse incómodo muy rápido”.

Desde los años ’80, los trajes espaciales no han necesitado incluir soluciones a largo plazo para que los astronautas puedan ir al baño. Los dos modelos más usados hoy: los trajes de vuelo y los grandes trajes espaciales para exteriores, están equipados con ropa de máxima absorción (MAG’s por su sigla en inglés), que son básicamente pañales. Esto ya que los astronautas no tienen razones para permanecer más de 10 horas en sus trajes y una vez fuera de ellos pueden utilizar los baños de la nave.

Sin embargo, esa dinámica cambiará en Orion, y para encontrar nuevos diseños que permitan a los astronautas tener comodidad, seguridad e higiene, la NASA lanzó en 2016 la campaña Space Poop Challenge. Este “desafío” que llamaba a innovadores a ofrecer tecnologías que resolvieran el problema de los desechos espaciales. Pero pese a que la Agencia recibió buenas propuestas estás no alcanzarán a ser incorporadas en los OCSSS.

En consecuencia,  los ingenieros de la NASA deberán volver al pasado para resolver el desafío. “Por ahora estamos considerando la idea de volver a lo que usaron los astronautas en Apollo,” adelantó Johnson.

En todas las misiones Apollo para la recolección de orina los miembros masculinos de la tripulación usaban catéteres de condón que calzaban en el pene como los preservativos,  e incluían un tubo al final para recolectar el líquido que era depositado en una bolsa al exterior del traje. Mientras que las fecas eran depositadas en bolsas que eran parte del traje de vuelo.  Pero el sistema nunca fue perfeccionado, y  para prevenir inconvenientes la NASA sometió a dietas altas en proteína a los miembros de la tripulación.

Pero las misiones Apollo nunca lograron resolver de forma eficiente las necesidades de las mujeres.  Cuando ingresaron las primeras astronautas en 1978, la fecha de lanzamiento de la siguiente misión era muy próxima por lo que debieron usar pañales y el baño abordo para resolver sus necesidades. 

Esto urge a la NASA para crear un sistema que pueda manejar los desechos de su tripulación femenina.  Kirstyn Johnson reconoce el desafío y admite que “para las mujeres es más difícil, obviamente, por la geometría del cuerpo de una persona, y además tienes que lidiar con problemas como el bello púbico.”

Todo esto sumado a que para toda la tripulación la ingeniería de los trajes debe considerar el flujo del material líquido. En el espacio las cosas no fluyen como en la Tierra, por ejemplo: si alguien llora las lágrimas quedan en las pestañas o los ojos de las personas, no flotan lejos ni caen. Para esto el baño en la Estación Espacial usa un sistema de aspiradora que extrae los fluidos del cuerpo. 

“Un sistema de aspiradora podría ser parte de la solución, el traje tendría que poseer un sistema que no fuera grande o poderoso. Así que necesita algo más práctico. Idealmente la diferencia entre la presión del traje y la atmósfera a su alrededor puedan servir para extraer material del astronautas,” explicó Johnoson. “Pero un sistema de aspirado sería más confiable.”

Aún no hay más detalles sobre la tecnología de los trajes, pero serán una parte crucial de la misión de la tripulación de Orion.

Para ver como funciona el baño de la Estación Espacial internacional puedes ver un video tour a continuación:

Seguir leyendo