*

Hasta Batman se arrodilla para sumarse a la protesta silenciosa que molesta a Trump

25 SEP 2017 / Actualidad

Hasta Batman se arrodilla para sumarse a la protesta silenciosa que molesta a Trump

Colin Kaepernick, un quarterback de la NFL que se quedó sin equipo por iniciar la manifestación, es el principal rostro de una protesta que saca de sus casillas al presidente de Estados Unidos.


Diversos apoyos se han sumado a la protesta #TakeTheKnee, que comenzó como una manifestación de Colin Kaepernick, un popular quarterback de la NFL que decidió hacer una señal ante la violencia racial que sufre la población afroamericana en Estados Unidos.

A partir de agosto del año pasado, Kaepernick comenzó a arrodillarse durante la entonación del himno nacional, provocando una serie de críticas en su contra. Pero nada detuvo su protesta silenciosa.

La opresión y los asesinatos a manos de la policía provocaron que el deportista decidiese utilizar su reconocimiento público para “no mirar hacia el otro lado” y dejar en claro que no sentía orgullo ante lo que sucedía en el país.

Dicho hecho fue replicado por otros compañeros de la NFL, quienes también comenzaron a utilizar la señal del puño de los Panteras Negras como otra forma de manifestación, replicando el hecho de los Juegos Olímpicos de 1968. El debate se potenció y acaparó portadas.

Pero Kaepernick, como principal rostro de la protesta, a la larga se quedó sin equipo para la actual temporada y no son pocos los que consideran que esa situación se potenció por las repercusiones que ha tenido la protesta en la casa Blanca.

El factor Trump

Donald Trump, desde el inicio de su campaña presidencial, criticó al jugador de la NFL y sus colegas, amparado por el perfil nacionalista.

Pero sus críticas llegaron a su punto más alto durante la semana pasada,ya que el presidente reavivó la polémica con bencina. Trump, en medio de una conferencia de prensa, solicitó que los “hijos de puta” que se arrodillan durante el himno en los partidos de la NFL sean despedidos. Múltiples han sido las repercusiones ante este hecho.

La principal surgió de parte de la madre de Kaepernick, quien a través de su cuenta de Twitter respondió a la frase del presidente, asegurando que la convertían en “una puta orgullosa” de su hijo.

Deportistas y artistas también se han sumado a los apoyos hacia Kaepernick y sus colegas. Mark Hamill, quien en el pasado instauró su propia protesta en contra de Trump, recordó que el elogiar a parte de neo-nazis como “gente muy buena”, eran un hecho mucho más divisivo en Estados Unidos que la protesta durante el himno.

Desde la NBA, como otra señal de rechazo al presidente, los campeones Golden State Warriors decidieron no asistir a la Casa Blanca, mientras que LeBron James aseguró que ir a la Casa Blanca era un gran honor “hasta que Trump apareció”.

Y el artista Francesco Francavilla, quien dibujó al hombre murciélago en Detective Comics, sumó a Batman a la protesta.

Durante el fin de semana, docenas de deportistas de la NFL se sumaron a la protesta silenciosa que saca de sus casillas a Trump, mientras la protesta iniciada por Kaepernick sigue tomando cada vez más fuerza.

Seguir leyendo