*

El auge y caída de Ben Affleck como Batman

1 FEB 2019 / Cine

El auge y caída de Ben Affleck como Batman

Tras el reporte de Deadline que confirmó su salida, revisamos la historia de elogios y críticas que marcó su etapa en el rol del hombre murciélago.


Un 22 de agosto del año 2013 se anunció que Ben Affleck sería el nuevo Batman, dando pie inmediatamente a una reacción dividida a lo largo de la red.

A través de redes sociales y en los comentarios de diversos portales, se multiplicaron rápidamente diversos comentarios, que si bien destacaban su trabajo como director, ya que Argo había ganado el Oscar, cuestionaban su trabajo actoral. No falto el que predijo que todo resultaría mal.

Tomen como ejemplo los comentarios que aparecieron en mi antiguo blog, el Salón del Mal:

Un par de meses después de su elección como el nuevo hombre murciélago, Affleck reconoció que: “inicialmente, estaba reacio a aceptar porque sentía que no encajaba en el molde tradicional“.

Pero una vez que Zack Snyder me mostró el concepto, y y que sería algo diferente a las grandes películas que Chris Nolan y Christian Bale hicieron, pero aún así manteniendo la tradición, estaba entusiasmado“, recalcó a 411Mania.com en octubre de 2013.

En ese sentido, Affleck abordó lo que hasta ese punto era su carrera, que lo había validado como director, recalcando que: “Hacer algo diferente y nuevo es siempre difícil, y parte de la emoción y el riesgo es que inicialmente confunde a las expectativas. La verdad es que es la película y la ejecución de esta de lo que dependen todos los actores y creo en la visión de Zack.

En ese escenario, el actor afirmó a fines de 2013 que interpretar a Batman quizás tenía como motivación exorcizar los resultados de Daredevil, su primera ventura como superhéroes.

En mayo de 2014 llegó el primer vistazo a su versión del guardián de Gotham, a través de un tweet de Zack Snyder. Lo que se pudo ver en ese momento fueron orejas más cortas, en la senda del The Dark Knight Returns de Frank Miller, más estilización en una armadura aparentemente menos tosca, una capucha mucho mejor que todas las versiones anteriores y un batimóvil que parecía más batimóvil que tanque.

Las reacciones fueron variadas, marcadas siempre por los memes, pero no fueron pocos los que alabaron ese primer acercamiento.

Sin embargo, aquellos primeros comentarios positivos y las expectativas que se generaron inevitablemente chocaron con la reacción negativa que despertó Batman v. Superman: Dawn of Justice entre la crítica. Hubo críticas, como la de The Atlantic, que tildaron a la película como algo inconsistente y un lío sombrío cómico, pero destacaron que “Affleck es sólido como Batman, al menos en la medida que el guión se lo permite”.

La propia figura de Affleck se vio marcada durante la promoción, con lo que fue el ya clásico meme del “Sad Affleck“.

Lo que vino a continuación es historia conocida. Aunque muchos valoraron la interpretación de Affleck en Batman v. Superman, y la forma en que mostraron a un hombre murciélago muy diferente a lo que se había visto hasta ese punto en el cine, la reacción general fue tibia y se dio pie a un par de grupos opuestos que vociferaban en la red, una y otra vez. Estaba aquellos que levantaban las antorchas en contra de la oscura versión y los fieles seguidores del modo de hacer de Zack Snyder.

Entiendo que algunas personas digan que era demasiado oscura, o que se salía del tono que estamos acostumbrados a ver en una historia de Batman, pienso que son críticas justas”, reconoció posteriormente Affleck ante los comentarios en contra de la película.

Sin embargo, el actor recibió el espaldarazo de parte de Warner Bros., ya que solo un par de semanas después del estreno de Batman v. Superman, se confirmpo que Affleck sería el director de la próxima película del murciélago. El 12 de abril de 2016, en medio de la CinemaCon, el por entonces CEO del estudio, Kevin Tsujihara, anunció la producción.

En el camino Affleck concretó un cameo sin trascendencia en Suicide Squad, con la producción obteniendo aún peores críticas que Batman v. Superman, mientras todas las interrogantes que surgían tenían relación con The Batman y sus planes con la película que comenzó a co-escribir junto a Geoff Johns.

Ya en junio de 2016, el actor y director aseguraba que aún no tenía un guión y que no apuraría el proceso creativo. “No haré una película hasta que tenga un guión que crea que es bueno“, dijo en su momento a BirthMoviesDeath.

No estoy lo suficientemente contento como para ir y hacer una película de Batman, que es algo por lo que tengo los más altos estándares. Es algo que tiene que pasar una vara muy alta para mi. No es algo en lo que diré que sería algo entretenido y voy a intentarlo así como así“, prometía.

A la larga, después vino lo inevitable. Las reacciones hacia Batman v. Superman y Suicide Squad afectaron directamente a Justice League, una película que estaba en plena filmación una vez que se conocieron las críticas negativas. Warner Bros. puso el freno, solicitó refilmaciones, Zack Snyder tuvo su tragedia familiar que lo alejó de las refilmaciones y poco a poco se instaló el rumor de un descontento de Affleck hacia la recepción que estaba teniendo el denominado DCEU.

En enero de 2017, con Joss Whedon tomando el relevo para concluir a como de lugar una Justice League que no fuese un fracaso económico, que a la larga no fue un objetivo que se cumplió, Affleck anunció que no sería el director de The Batman. El siguiente fue su comunicado oficial, en medio de rumores que establecieron que el actor nunca pudo llegar a acuerdo con el estudio sobre su agenda entre sus compromisos superheroicos y sus otros proyectos en el cine.

Interpretar este rol demanda foco, pasión y la mejor de las actuaciones que puedo dar. Ha quedado claro que no puedo hacer ambos trabajos al nivel que requieren. Junto al estudio, decidimos buscar a un partner en un director que colaborará conmigo en esta película importante. Aún sigo en esto, la estamos haciendo, pero estamos buscando actualmente un director“, agregó.

Un mes después, Warner Bros. eligió a Matt Reeves como director, quien rápidamente confirmó que descartaría el guión de Affleck y Johns. “Es una historia nueva. Estamos empezando de nuevo, y estoy muy emocionado por ello. Creo que va a salir genial”, reveló Reeves.

En el camino, y con Zack Snyder ya fuera del camino, el director postulaba que Affleck era el mejor Batman de todos.

Sin embargo, Justice League no rindió como el estudio esperaba, se transformó en la película del universo DC con la recaudación más baja a nivel mundial y puso punto final a la visión Snyder, que quedó inconclusa en medio de la campaña viral que clamaba por el lanzamiento de su corte del director.

Durante el año pasado, y en medio de las dudas sobre su futuro como Batman, Affleck comenzó a enfrentar sus propios problemas personales antes del estreno de Justice League. En agosto de 2018 se anunció que estaba en rehabilitación por problemas de alcoholismo, lo que dio pie a los reportes que apuntaron a que sería demasiado caro para volver a interpretar a Batman debido a los seguros que debería pagar Warner Bros. por su participación en futuras películas.

Su historia como el murciélago llegó a su fin este año, ya que finalmente surgió el reporte de que el actor definitivamente no volverá a usar la capucha del hombre murciélago. Y Affleck, en su única reacción oficial, se refirió a una entrevista de Matt Reeves, en la que postuló que estaba ansioso por ver su visión en el cine. Una de la que no será parte.

¿Y los comentarios en redes sociales? Volvieron a polarizarse, ya que mientras muchos lamentaron su salida, otros celebraron. Y es que así fue toda su era como Batman en el cine. Sin grises.

Seguir leyendo