*

El futuro de Blade Runner ahora es nuestro presente

1 NOV 2019 / Cine

El futuro de Blade Runner ahora es nuestro presente

Comenzó noviembre y finalmente llegamos a la fecha en que está ambientada la clásica película de 1982 dirigida por Ridley Scott.


Oficialmente ya estamos en noviembre de 2019 y mientras para muchos eso significa que queda solo un mes para que se acabe el año, los fanáticos de Blade Runner saben que esta es una fecha especial.

Sí, porque noviembre de 2019 es la ambientación de la clásica película de 1982 dirigida por Ridley Scott y aunque los replicantes aún no son algo cotidiano, es imposible no hacer paralelos entre el futuro distópico donde habitaba Deckard y lo que ahora es nuestro presente.

Es solo cosa de ver a los usuarios de Twitter que, además de conmemorar esta fecha, se han dedicado a cuestionar la ausencia de autos voladores y robots prácticamente idénticos a los humanos en nuestra vida cotidiana.

“No es por nada, pero es noviembre de 2019 es cuando se lleva a cabo Blade Runner”

“Solo decidiendo qué ponerme hoy …”

“Solo un recordatorio de que es 2019 y nos prometieron autos voladores”.

“De acuerdo a BladeRunner, que se establece en noviembre de 2019, deberíamos estar despertando con esto hoy”.

“Los Ángeles, noviembre de 2019: Blade Runner vs. Realidad”.

Pero ¿cuán lejos estamos en la realidad del mundo que pintó Blade Runner?

Obviamente los autos voladores aún no con comunes y pese a los distintos esfuerzos en ese sentido, los robots aún no alcanzan un estado de desarrollo que dificulte su distinción con los humanos.

Sin embargo, aunque esos son los aspectos más llamativos, otros elementos de la película sí son parte de nuestra vida. Los carteles digitales son un método común de publicidad, podemos conversar con asistentes virtuales gracias a tecnologías como Siri y Alexa, nuestros hogares son cada vez más inteligentes y las videollamadas se pueden realizar fácilmente mediante plataformas como WhatsApp, Skype, FaceTime y muchas otras.

Y, en el aspecto más preocupante de todos, tal como la ciudad de Los Ángeles de Blade Runner, nuestro planeta sufre productor de la contaminación.

Así, aunque los aspectos más notorios pueden estar ausentes, no hay forma de refutar que, además de su historia, la visión de futuro de Blade Runner solo se ha visto potenciada con el tiempo.

Por lo tanto, solo queda recordar como comienza esta gran película:

Seguir leyendo