*

Blizzard está “evaluando la situación” tras castigar a jugador por apoyar las protestas de Hong Kong

10 OCT 2019 / Videojuegos

Blizzard está “evaluando la situación” tras castigar a jugador por apoyar las protestas de Hong Kong

La compañía se instaló en el centro de polémica luego de sancionar a un jugador de Hearthstone por apoyar al movimiento pro-democrático.


Esta semana Blizzard se convirtió en el blanco de las críticas luego de que la compañía decidiera sancionar a un jugador profesional de Hearthstone por expresar su apoyo a los manifestantes de Hong Kong en medio de una transmisión en vivo tras una victoria en el torneo Grandmasters.

Blizzard no solo descalificó al jugador del torneo, sino que también le quitó los premios que había ganado y le prohibió participara profesionalmente en competencias durante un año. Esas medidas de la compañía no cayeron bien entre los fanáticos, quienes rápidamente apuntaron a la relación e intereses de Blizzard en China. Después de todo, la importante empresa de ese país, Tencent Games, es dueña de un 5 por ciento de Activision Blizzard.

Así, los jugadores comenzaron una campaña en contra de Blizzard que tiene uno de sus puntos más llamativos en el uso de Mei de Overwatch como un símbolo de las manifestaciones. Según lo establecido por el juego, Mei nació en China, por lo que los fanáticos han aprovechado esa premisa para plantear que el personaje se rebela contra aquel gobierno.

Todo mientras hay quienes aspiran a que el uso de Mei en el marco de las protestas termine por motivar a China a prohibir Overwatch, y por ende dañe los intereses económicos de Blizzard que según acusan habrían sido la principal motivación de la empresa para castigar jugador de Hearthstone.

Hasta ahora Blizzard no ha emitido declaraciones oficiales respecto al tema después de comunicar la sanción contra el jugador conocido como “Blitzchung”, sin embargo, Engadget cuenta que un vocero de la compañía manifestó que “Blizzard está evaluando la situación por ahora”. ¿Qué significa esto? Probablemente la compañía no quiere que las críticas y el uso de Mei sigan escalando, aunque no está claro que medidas podría tomar para revertir esa situación.

“Las protestas en Hong Kong han durado casi cuatro meses”, dijo Blitzchung a Engadget. “Amo a Hong Kong, esta es mi casa donde crecí y donde vivo. No puedo simplemente sentarme allí sin hacer nada y ver cómo nuestra libertad se destruye poco a poco”.

Las manifestaciones en Hong Kong comenzaron a mediados de 2019 en respuesta a un proyecto de ley que pretendía extraditar a personas desde esa zona hasta China. No obstante, luego de que esa propuesta fue descartada, las protestas siguieron y  evolucionaron hacia un movimiento más amplio que hoy busca instalar una democracia real en el territorio que tiene una cuota de soberanía pero aún está sujeto a las decisiones y políticas de China.

Seguir leyendo