*

BloodStorm: el juego que le hizo el fatality a Johnny Cage

3 AGO 2017 / Nostalgia Pop

BloodStorm: el juego que le hizo el fatality a Johnny Cage

La muerte de Johnny Cage en Mortal Kombat 3 es uno de los ejemplos de como las decisiones tomadas en el mundo real pueden afectar la historia de un juego

Ya sabemos que Mortal Kombat es uno de los juegos de peleas que más se preocupa de su historia. Sus personajes cambian de bando, de apariencia e incluso desaparecen de algunas entregas de la saga gracias a las consecuencias de la historia del juego anterior. Eso lo podemos ver incluso desde el Mortal Kombat 2, en el cual dos de los personajes del juego original –Kano y Sonya– no forman parte del roster jugable del título porque, dentro de la historia, fueron capturados por Shao Khan. Una vez rescatados, fueron incluidos de nuevo como personajes en MK3.

Ese tipo de guiños son los que hacen que la serie tenga, hasta la fecha, tantos seguidores y se siga escribiendo de ella hasta el cansancio.

Pero hubo una muerte de un personaje que no obedeció necesariamente a la historia ni al relato que Mortal Kombat tenía durante ese tiempo: la muerte de Johnny Cage.

Johnny Cage es uno de los personajes originales del juego, y por lo mismo, uno de los más queridos. Es también uno de los más importantes de la saga, ya que fue el primer personaje creado en las primeras demos del juego. Para ese entonces, sus creadores querían contar con Jean Claude Van Damme como una de sus estrellas, así que lo diseñaron pensando en el look de la película Contacto Sangriento.

Obviamente no pudieron conseguirlo, pero en su reemplazo llegó un joven experto en artes marciales llamado Daniel Pesina, quien fue el encargado de encarnar el papel de este luchador en el juego. Mortal Kombat usó una técnica de digitalización pionera en ese tiempo, con la cual utilizaron una serie de fotografías y grabaciones realizadas en un estudio para luego traspasarlas al videojuego y darles un aspecto más realista.

Es por eso que no es descabellado decir que Johnny Cage era Daniel Pesina, pues tanto su cuerpo como su rostro habían sido convertidos de manera directa en el personaje de Mortal Kombat. Pesina también realizó la captura de movimientos de otros personajes, como Sub Zero y Scorpion, pero dado que ellos estaban con el rostro cubierto, Pesina se hizo más conocido por su rol como el petulante actor que le arrancaba la cabeza a sus rivales y repartía autógrafos por doquier.

Johnny Cage siempre fue pensado como el personaje cómico de la serie, el que había llegado casi por equivocación a un torneo donde estaba en juego el destino del mundo entero. Mientras Liu Kang, Sub Zero y Sonya estaban preparando una misión, Johnny Cage parecía más preocupado de lucirse y de obtener inspiración para sus nuevas películas. Incluso, uno de sus golpes más populares era el golpe bajo, un ataque tan efectivo como gracioso para el público adolescente.

Johnny Cage logró sobrevivir tanto a Mortal Kombat 1 como a Mortal Kombat 2, y junto con el, la carrera de Pesina.

Sin embargo, todo cambió cuando el actor realizó una demanda contra Midway, el estudio detrás de Mortal Kombat para exigir más dinero por su trabajo. El tema en cuestión había sido las versiones para consolas del juego, las cuales vendieron millones de unidades alrededor del mundo y por las cuales Pesina no recibió nada a cambio. Un grupo de abogados tomó el caso, señalando que las versiones de consolas habían sido un producto aparte de los arcades y que no se le había remunerado ni a el ni a otro grupo de actores. Los abogados pidieron 10 millones de dólares y obviamente perdieron.

Lo que se perdió no fue solo una relación de amistad de años entre Pesina y los co-creadores de la serie, sino que posiblemente, a uno de sus personajes más queridos. Pero Midway ya estaba en conversaciones con otro actor llamado Chris Alexander para que hiciera del luchador. Chris hizo su debut y despedida del personaje para Mortal Kombat Trilogy, pero ¿qué pasó con Mortal Kombat 3?

Daniel Pesina, ya alejado de Midway por sus conflictos legales, decidió empezar a apoyar otros proyectos de videojuegos de pelea violentos, los que le querían hacer el peso el juego. Algunos muy nefastos como Tatoo Assassin’s, nunca salieron a la luz pública, pero otros corrieron mejor suerte.

Uno de esos juegos fue BloodStorm, desarrollador por Incredible Games y publicado por Strata. El juego tenía toda la ambición de convertirse en el nuevo Mortal Kombat con una apuesta mucho más sangrienta y violenta. En el, los personajes podían perder sus extremidades mientras peleaban y los fatalities no se remitían a solo un movimiento final: con un comando podías ganar el round si acertabas un golpe lo suficientemente violento.

BloodStorm quería hacer todo lo posible para ganarse al público que aun alucinaba con Mortal Kombat, así que aprovechó la pelea de Pesina con su equipo para ofrecerle un acuerdo de publicidad: ser el rostro de este nuevo juego. Obviamente, a modo de venganza pero también de dinero, Pesina aceptó y el resultado fue este:

La campaña no escondía para nada sus intenciones, ya que la frase del poster decía lo siguiente: “Daniel Pesina, quien hizo de Johnny Cage en Mortal Kombat, se ha cambiado a BloodStorm”.

La campaña de cierta manera fue un hito ya que por primera vez se reconocía a un actor por su papel dentro de un videojuego. Pero también fue un hito por rotundo fracaso que significó el juego. Para los que nunca lo han visto, acá entenderán por qué:

El juego fue un fracaso, sus versiones para consolas hogareñas se cancelaron y Strata se declararía en la quiebra. Pero ese no sería el único muerto con el que cargaría el juego.

Independiente de la mala decisión de Pesina, este hecho, junto con su alejamiento de la compañía fueron suficientes como para que los creadores del juego tomaran la decisión de matar al personaje, al menos dentro de Mortal Kombat 3. La explicación oficial es que Motaro lo apuñaló por la espalda al inicio del torneo, y de hecho, una de las tumbas de la escena del cementerio de UMK3 lleva su nombre.

Pero ya conseguido al reemplazante, la compañía no dudó en revivirlo para Mortal Kombat Trilogy, donde se explica que si bien había sido asesinado, la apertura del portal entre el Inframundo y la Tierra en los eventos que ocurren en Mortal Kombat 3 impidieron que el alma de Johnny Cage dejara la Tierra, por lo que sin razón aparente, revivió. Así de fácil se arreglan las cosas en el universo del Combate Mortal.

Ya desde Mortal Kombat 4, los modelos son poligonales, por lo que ya no era necesario usar actores para encarnar a los personajes, lo que ha hecho que Johnny Cage se mantenga, hasta ahora, como uno de los personajes favoritos de la gente, con la libertad de colocarle tatuajes y teñirle el pelo a pedido de los diseñadores.

De hecho, en el reinicio de la serie, Johnny Cage es uno de los poco humanos que sobrevive al ataque de Sindel y en Mortal Kombat X, aprendemos que no solo se casa con Sonya Blade, sino que tienen una hija: Cassie Cage, que también se une a las tropas que salvan al mundo terrestre del hechicero maldito de turno.

Pero la historia de Daniel Pesina es una sin reinicios, sin secuelas y sin reversiones. Para algunos, víctima de un sistema que en ese entonces aun no entendía el impacto que podría a llegar un videojuego, y para otros, un artista entrampado entre sus malas decisiones.

Pero para el resto, siempre será la encarnación viva de ese Johnny Cage se convirtió en la piedra fundacional de una de las series más importantes de los videojuegos. Pero nunca tan importante como para habernos hecho jugar ese bodrio de BloodStorm, cuyo único fatality terminó siendo el que acabó con el primer Johnny Cage,

 

Seguir leyendo