*

En su búnker, Bin Laden tenía juegos de Nintendo y películas porno

2 NOV 2017 / Actualidad

En su búnker, Bin Laden tenía juegos de Nintendo y películas porno

La CIA liberó 470 mil archivos encontrados en la vivienda de Osama. Consumía libros, películas y documentales de la cultura Occidental que tanto criticó.


En su búnker en Abbottabad, en Pakistán, Osama bin Laden no sólo pensaba en un nuevo atentado a gran escala, como el que concretó Al Qaeda el 11 de septiembre de 2001, sino que pasó parte importante de su tiempo leyendo revistas de la prensa estadounidenses, leyendo libros de autores estadounidenses y viendo programas de la televisión estadounidense. Todo eso se desprende de 470 mil archivos liberados por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) esta semana.

Aunque la mayoría de los documentos están en árabe, la CIA detalla el enorme material que Bin Laden tenía en su escondite, donde fue abatido el 2 de mayo de 2011. Muchos archivos ya habían sido relevados, pero no compiten con la magnitud de lo liberado ahora por la CIA.

Así, queda al descubierto no sólo que Bin Laden poseía varias películas porno, sino que en su videoteca también los Navy Seals encontraron dos documentales sobre el propio líder de Al Qaeda, material de CNN, National Geographic, un filme sobre la civilización peruana, Batman Gotham Knight, Cars y The Kremlin from Inside, Storm Rider–Clash of the Evils, Antz, Chicken Little y La Era de Hielo 3, entre muchas otras.

Y en su biblioteca, America’s “War on Terrorism” de Michel Chossudovsky; Bounding the Global War on Terror de Jeffrey Record; Imperial Hubris de Michael Scheuer; Obama’s Wars de Bob Woodward y The Rise and Fall of the Great Powers de Paul Kennedy, destacaban entre sus lecturas.

Al mismo tiempo, las fuerzas especiales norteamericanas encontraron revistas Newsweek, Business Week,  Foreign Policy, Time y Popular Science, además de diarios como Los Angeles Times.

Pero no todo era lectura ni yihadismo. En su refugio paquistaní, Bin Laden también tenía juegos de Nintendo DS. Entre los juegos que se encontraron en la vivienda figuran Yoshi’s Island DS, Mario and Luigi: Partners in Time, Metroid Prime Hunters, Animal Crossing: Wild World o Pokémon Diamante. Todos piratas, eso sí.

De todo este material requisado se desprende que Bin Laden no sólo poseía un ego gigantesco, sino que no seguía precisamente al pie de la letra la doctrina del islam. Además, su discurso anti Occidente se contradice con los libros, los videojuegos y las películas que consumía él y su familia durante su estancia en el búnker. Otros podrían argumentar que Bin Laden estudiaba muy bien todos los aspectos culturales de su enemigo.

Entre el material confiscado figuran 18.000 documentos, 79.000 archivos de audio e imágenes y más de 10.000 videos.

Respaldo a Irán

En un plano más “serio”, según da cuenta la agencia The Associated Press, de los documentos se desprende que el multimillonario saudita apoyó en su momento a Irán, que siempre ha negado tener nexos con Al Qaeda. Aun así, “el reporte indica cómo Bin Laden, un sunita de Arabia Saudita, pudo superar su animosidad hacia los chiitas y aceptar el apoyo de Irán en su afán por hacerle daño a estados Unidos”, señaló AP. Uno de los textos plantea que “quien desee atacar a estados Unidos, Irán está dispuesto a apoyarlo y ayudarle con retórica clara y franca”.

También se ha puesto énfasis en un video de la boda de Hamza Bin Laden, a quien se señala como el sucesor de su padre. Se trata de las primeras imágenes que se tienen de él como adulto, ya que fotografías y videos previos lo mostraban siendo un adolescente. A Hamza se lo ve vestido de blanco, disfrutando de la fiesta familiar.

Otro valioso documento es la bitácora que llevaba Bin Laden. El diario personal, escrito a mano, tiene 228 páginas con reflexiones sobre la Primavera Árabe y otros asuntos.

En el diario Bin Laden también se refirió a su viaje de estudios por Inglaterra, cuando sólo tenía 14 años. En esa gira visitó el municipio de Stratford-upon-Avon, la ciudad natal de William Shakespeare, y calificó de “decadente” la sociedad británica.

“La publicación de cartas, videos, audios y otro material recuperados de Al Qaeda le dan la oportunidad a los estadounidenses de conocer más sobre los planes y el modo de operar de esta organización terrorista”, dijo el director de la CIA, Mike Pompeo.

Seguir leyendo