*

Quiebre en Cachureos: Marcelo demandó al “Gato Juanito”

6 NOV 2018 / Actualidad

Quiebre en Cachureos: Marcelo demandó al “Gato Juanito”

El dueño de la marca presentó una acción en contra de Juan Olivares, el actor que interpretó al fan del pescado entre 1995 y 2003.


Un nuevo conflicto se suma a la lista de disputas legales sobre el uso de la imagen de los personajes de Cachureos en eventos públicos y privados. Ahora Marcelo Hernández, el animador y cantante del popular programa de televisión, demandó a Patricio Olivares, el actor que personificó al “Gato Juanito” entre 1995 y el año 2003.

Según reveló el propio denunciado a Intrusos, Marcelo lo acusa de vulneración de propiedad intelecual. Sin embargo, Olivares reclama que tiene derecho a interpretarlo, ya que considera que estuvo tras la versión más popular del personaje chamúllento y rey del cuento, igual que papá.

Hace cuatro días me llamó la PDI a declarar por hacer uso del personaje que está inscrito por Marcelo Hernández. Que se llama Gato Juanito. Pero resulta que ese gato Juanito, el verdadero, que le dio vida a este personaje en Chile y en el mundo, el que se tiró de benji, el que cantó las canciones, ese soy yo. Ese actor soy yo”, recalcó según consta en La Cuarta, de todos.

En 2017, Marcelo, también conocido como “Cabezón” al interior del espacio infantil, ya demandó a un grupo de actores – llamado K-Chureos – quienes se presentaban en obras benéficas sin su consentimiento.

Pese a ese antecedente, Olivares asegura que “los personajes habitan dentro de los actores”, y son estos los que le dan vida. Claro que reconoce que no cuenta con el amparo legal que lo blinde.

Lamentablemente yo no lo inscribí. Ellos lo inscribieron. Pero, ¿Saben dónde yo lo inscribí y donde ellos no van a llegar nunca? En sus corazones. Y eso no me lo van a quitar nunca”, aseguró.

Por ahora el conflicto continúa entre ambas partes, pero solo el tiempo dirá si Olivares logra que su alegato sea escuchado o el juez le dará una respuesta clara ante el hecho de que Hernández cuente con el registro intelectual de su lado: “ki ki ri, ki ki ri que le haga“.

Seguir leyendo