*

Pronto el kilo que conocemos cambiará para siempre

9 NOV 2018 / Ciencia

Pronto el kilo que conocemos cambiará para siempre

El Comité Internacional de Pesos y Medidas se reunirá para definir nuevamente los valores del kilo y otras unidades como el kelvin y el mol.


Cuando hablamos de kilos nos parece que esta es una medida constante. Después de todo no despertamos repentinamente con menos kilos que el día anterior. Sin embargo, la medida del kilo que conocemos ha sido definida en los últimos 129 años por el Prototipo Internacional del Kilogramo.

El IPK, por sus siglas en inglés, es un artefacto con forma de cilindro que mide 39 centímetros de altura y de diámetro. Está construido en un 90% de platino y otro 10% de iridio. Pero, pese a que encuentra almacenado con sumo resguardo en la sede del Bureau International des Poids et Mesures en París para evitar cualquier alteración que pueda afectar su peso, el tiempo igual ha hecho de las suyas con el prototipo que representa el valor de 1 kilo.

Cuando se creó el IPK se realizaron copias del instrumento como una forma de comparar el tamaño de las medidas y comprobar que este se mantenga constante. Pero los últimos análisis al instrumento indican que hay una diferencia de cerca de 50 microgramos entre Prototipo Internacional del Kilogramo que está Francia y sus réplicas que están repartidas por todo el mundo.

Este hallazgo claramente representa un problema para los científicos y sus investigaciones y en general para ale mundo, ya que “todas las medidas de masa, en cualquier parte del planeta, llevan hacia a esa unidad en el Pavillon de Breteuil”, según destaca Tim Prior del National Physical Laboratory  a The Guardian.

Con esto en mente a fines de noviembre se celebrará una Conferencia General de Pesas y Medidas en Francia donde se espera que los votantes opten por dejar de lado al IPK en favor de una una medida fundamental, un valor adimensional que es estrictamente universal y que por ende siempre se mantiene exactamente igual.

Según señala el sitio ABC para ese fin se escogió a la constante de Planck, “una constante física que representa al cuanto elemental de acción y que juega un papel central en la teoría de la mecánica cuántica”.

Pero este no el único cambio que se espera revise la Conferencia, todo indica que el comité compuesto por 57 países también impulsará la revisión de unidades como el amperio, el mol y el kelvin. 

Estos cambios, evidentemente, no afectarán dramáticamente nuestra vida cotidiana ya que como son medidas estándar, a partir de abril de 2019 cambiarán en conjunto para todo el mundo.

Seguir leyendo