*

Warner Bros. obliga a Festival de Harry Potter a cambiar su nombre

11 JUL 2018 / Actualidad

Warner Bros. obliga a Festival de Harry Potter a cambiar su nombre

Desde el estudio no quieren que ningún muggle ocupe el nombre del joven mago para eventos, fiestas o lo que sea sin su autorización.


Los abogados de Warner Bros. son cosa seria cuando se trata de “proteger” los derechos de Harry Potter, una de las franquicias más exitosas del estudio.

Tras varias controversias por el uso de la imagen y nombre de la franquicia desde el debut de la adaptación cinematográfica en 2001, ahora el estudio consiguió que el “Harry Potter Festival”, un evento anual sin fines de lucro celebrado en Dinamarca, cambie su nombre para no infringir las políticas de derecho de autor.

El festival organizado por una librería local viene en alza desde hace una década y año a año atrae a cientos de visitantes motivados por el amor al mundo creado por J.K Rowling. Durante la celebración, el encuentro ofrece de manera gratuita diferentes actividades ligadas a la saga como torneos de quidditch, dramatizaciones y exhibiciones de artículos. Pero ese éxito fue su condena a ojos de Warner.

Pese a que anteriormente el estudio había autorizado el uso del nombre “Harry Potter” para el evento,  ahora los abogados de la compañía informaron a los organizadores que ya no podrían usar ni el nombre ni ninguna imagen relacionada al joven mago o la franquicia.

“A lo largo de los años, hemos mantenido un diálogo continuo con Warner Bros. Studios, que administra todos los derechos con respecto al universo de Harry Potter”, señaló Kent Skov Andreasen, Director del Servicio de Bibliotecas y Ciudadanía de Odense. “El diálogo ha sido positivo y respetamos el hecho de que la compañía ahora estima que el festival alcanzó un tamaño y se extendió, por lo que nos piden que cambiemos el nombre para seguir adelante”.

Esta decisión complica a los organizadores que con miras a una nueva edición del Festival entre el 18 y 20 de octubre. De hecho, ya tuvieron que cambiar el nombre del evento a “días mágicos en Odense”, tanto en su sitio web como en sus redes sociales. Eso obviamente podría tener un impacto en su convocatoria.

Esta no es la primera vez que las propiedades ligadas a Harry Potter son objeto de acciones legales de este tipo. Anteriormente Pottermore, el sitio web de J.K. Rowling, había levantado varias quejas contra Wikipedia por supuestos links que infringían los derechos de autor en diferentes entradas ligadas a la franquicia.

O como sucedió en otro caso más bizarro durante 2009, cuando los abogados de Warner Bros. llegaron a la puerta de un restaurant londinense que trató de organizar una fiesta de Halloween con temática de Harry Potter, obligando a los organizadores a cambiar el nombre de la celebración a “noche del mago genérico” para evitar problemas legales.

Así que ya saben, si no quieren tener problemas con el departamento legal de Warner Bros. Harry es aquel que no debe ser nombrado.

Seguir leyendo