*

El cameo que despierta la duda de la audiencia en Avengers: Endgame

27 ABR 2019 / Cine

El cameo que despierta la duda de la audiencia en Avengers: Endgame

Al salir del cine, gran parte de la audiencia se pregunta sobre la identidad de un adolescente que aparece durante la película.


Avemgers: Endgame cuenta con múltiples sorpresas, especialmente en lo que concierne a la estructura de su historia. Es una que no sigue el camino más plano para llegar a la confrontación definitiva contra Thanos.

Sin embargo, una de las dudas más recurrentes tiene relación con un pequeño cameo que no influye en la historia central, pero que sí hace un guiño a una de las películas anteriores del universo cinematográfico de Marvel Studios.

Spoilers a continuación. Si no has visto la película, obviamente esto no va dirigido a ti.

En la secuencia final que reúne a los personajes en torno a la figura de Tony Stark, y no vamos a explicar el por qué ya que no falta el que siguió leyendo igual sin ver la película pese a la advertencia de spoiler, la cámara nos presenta a los rostros más importantes del MCU, comenzando con Pepper Potts y los más cercanos a Iron Man y concluyendo con una toma frontal a Nick Fury,

Pero en el camino de la cámara, se ve a un adolescente que despierta todas las dudas. ¿Quién es? ¿Se trata de algún héroe que no recordamos? ¿Es un guiño al futuro?

El personaje en cuestión es Harley Keener, el niño que ayuda a Tony Stark durante los sucesos de Iron Man 3 y que es interpretado por Ty Simpkins (Jurassic World). Con el actor ya de 17 años, su apariencia es irreconocible respecto a cómo se veía en la película del MCU que filmó cuando tenía 11 años.

Durante los sucesos de Iron Man 3, Tony Stark logra escabullirse a Tennessee, en donde conoce a un niño de 10 años que le ayuda a descubrir lo que hay tras ataques terroristas atribuidos al Mandarín, lo que lo guía en la ruta del misterio de la tecnología Extremis.

En Avengers: Endgame su cameo queda reducida a un mero cameo de la cámara, ya que no tiene ni un solo diálogo, pero al menos sirve para hacer un guiño a las películas individuales de Iron Man, que toman relevancia por la propia ruta que tuvo Stark desde que reveló al mundo su identidad superheroica.

Seguir leyendo