*

Rian Johnson explicó el gran cameo de Star Wars: The Last Jedi

18 DIC 2017 / Cine

Rian Johnson explicó el gran cameo de Star Wars: The Last Jedi

El director reveló el trabajo que llevó generar una de las secuencias más relevantes que tiene relación con la esencia del Episodio VIII.


En toda película de Star Wars, generalmente existen guiños a la mitología que se ha estado creando desde el estreno de la película original de 1977. En ocasiones, son conexiones que son parte del avance de la historia, mientras que en otras – como es el caso de la secuencia de Darth Vader en Rogue One – una efectiva entrega de fanservice.

En el caso de Star Wars: The Last Jedi, hubo un poco de ambos, ya que en medio de la historia de la película, Luke Skywalker se ve confrontado a sus propias decisiones de una efectiva forma que responde a su propia historia desde que decidió aprender las artes de los jedi tras el asesinato de sus tíos en Tatooine.

Spoilers a continuación.

En conversación con Uproxx, el director Rian Johnson finalmente abordó la decisión de incluir a Yoda, y no a otro jedi, como “Fantasma de la Fuerza” en el Episodio VIII.

El viejo maestro, durante los sucesos del Episodio VIII, aparece justo cuando Luke Skywalker se decide a borrar los últimos elementos del legado jedi: el árbol y los textos originales de la religión. Una vez que el último jedi es incapaz de hacerlo, es Yoda quien destruye el santuario, remarcándole que el fracaso es el mejor maestro y que la historia de lo que ya fue es solo relevante para sacar lecciones para el futuro.

Según deja en claro, deben aprender de sus errores, porque eso es lo único que evitará que Rey caiga como Ben Solo. Claro que, sin que Luke lo supiese, los textos jedi habían sido recuperados antes por la propia Rey, quien los resguardó en el Millenium Falcon.

No obstante, lo mejor de esa participación especial radica en el hecho de que no se trata de la versión digital a la que estamos acostumbrados desde las secuelas, sino que es el Yoda anciano, y hasta medio loco, creado a partir de la fusión de una marioneta y el trabajo de voz de Frank Oz, que se instaló en El Imperio Contraataca.

Eso se sintió muy importante para mi. Y de hecho, había sacado algunas cosas y Frank Oz me dijo que tenía que agregarlas nuevamente“, explicó el director. “Cuando le propuse la escena por primera vez, era como si el Yoda de El Imperio estaba de vuelta porque es Luke tiene la conexión emocional con esa versión. Por eso hicimos la marioneta y recreamos lo que se hizo en el Imperio. Neal Scanlan y su equipo hicieron ese trabajo. No es solo una marioneta, es una réplica exacta de la marioneta de esa película“, agregó Johnson.

De acuerdo al director de The Last Jedi, el equipo logró encontrar el molde original y la mujer que pintó los ojos originales de Yoda, para luego finalizar el trabajo junto al propio Frank Oz. “Él hizo un montón de pruebas y ajuste con los creadores de la marioneta. Fue increíble ver ese proceso. La idea de que la última vez que Luke vio a Yoda fue en el Retorno del Jedi y la noción de volver a esa versión para formar la conexión emocional con Luke, incluyendo un vistazo de su comportamiento endiablado, como parte de esa relación. Todo eso tenía mucho sentido”, finalizó el director.

Así es que ya saben por qué Yoda lucía y actuaba de esa manera, aunque todo fan de El Imperio Contraataca y la trilogía original probablemente notó de inmediato que Yoda fue recreado en la dinámica de la vieja escuela y no con la tecnología digital que domina actualmente a Hollywood.

Seguir leyendo