*

El nuevo personaje de Catherine: Full Body ya genera controversia

22 DIC 2017 / Videojuegos

El nuevo personaje de Catherine: Full Body ya genera controversia

Todo indica que la remasterización del juego de Atlus contará con un personaje tránsgenero, cuyo tratamiento ya genera ruido en redes sociales


Cuando fue lanzado en el año 2011, Catherine ya generó bastante controversia en el mundo de los viodeojuegos por trama sexualizada y su campaña en la que mostraba a sus protagonistas como objetos sexuales. Pero finalmente nos encontramos con un juego bastante extraño, pero sorpresivamente maduro, que trataba temas como el temor al compromiso, la infidelidad, la inseguridad de las parejas y como cambia la dinámica  de una relación cuando llega un embarazo.

6 años más tarde, el remake del título llamado Catherine: Full Body y que recién estará listo para salir al mercado en un año, ya está generando más polémicas, sobre todo en redes sociales por la inclusión de Rin, un nuevo personaje que será un nuevo interés amoroso para su ya confundido protagonista Vincent. Una controversia que nace de la propia campaña y trailer del juego, el cual deja entrever la posibilidad de que Rin sea un personaje transgénero.

La polémica claramente no está en la identidad sexual en sí del personaje. De hecho, ya en la versión original, la mesera del bar donde Vincent va con sus amigos, llamada Erica Anderso, también es un personaje transgénero, aunque era parte del elenco secundario. La controversia se ha desatado por la forma en la que Atlus, la empresa detrás del juego, ha decidido vender y presentar la verdad sobre Rin como una caricatura.

La periodista Laura Kate Dale fue la que hizo sonar las alarmas a través de un tweet en el que muestra uno de los momentos finales del trailer en donde Vincent ve desnuda a Rin, y por su cara de asombro, al parecer se da cuenta de una verdad que no esperaba. Algo que, a juicio de esta periodista transgénero, puede demostrar una connotación negativa sobre el tratamiento de la diversidad sexual en el título.

Por otro lado, hay que recordar que Vincent, y en general la animación japonesa, suele ser extremadamente expresiva, al punto de exagerar rostros solo para demostrar estados de ánimo. Es cosa de ver como reaccionó el mismo personaje luego de darse cuenta que había pasado la noche con Catherine y por ende, haber engañado a su pareja.

Lo cierto es que queda mucho tiempo para ver el producto final y lo único cierto es que Atlus tiene entre sus manos la oportunidad de demostrar que los videojuegos han madurado lo suficiente como para lidiar con personajes sexualmente diversos y sin convertirlos en caricaturas.

Seguir leyendo