*

Por qué la inteligencia artificial llegó para salvar a los celulares

10 ENE 2018 / Tecnología

Por qué la inteligencia artificial llegó para salvar a los celulares

Conversamos con Huawei para entender por qué la nueva generación de celulares de la compañía puede ser una revolución y no sólo un nuevo gimmick


Este año, la discusión de la feria CES de Las Vega gira en torno a diferentes temas: las nuevas pantallas 8K, los parlantes con asistentes personales, pero por sobre todo la inteligencia artificial. Y es que este concepto tecnológico, aplicado hasta ahora para investigaciones, análisis de datos y largos y a veces aburridos estudios, hoy está llegando a nuestras manos de la mano de los dispositivos que más nos acompañan: nuestros celulares.

La inteligencia artificial está presente en casi todas nuestras aplicaciones. Desde generar respuestas instantáneas para nuestros correos hasta sistemas que son capaces de ordenar nuestros álbumes de fotos identificando el contenido que ellos tienen. Sistemas de inteligencia artificial que, hasta ahora, estaban alojados fuera de nuestros equipos, en ese concepto etéreo conocido como la nube.

Pero la llegada del Huawei Mate 10 Pro fue un cambio completo en este paradigma. El teléfono de la compañía china fue el primero del mercado en incluir un módulo de inteligencia artificial directamente en su procesador. El Kirin 970, se convirtió así, en una punta de lanza que busca ser el primer representante de una revolución que se nos avecina. Pero ¿por qué debería importarnos la inteligencia artificial?

David Moheno, director de Relaciones Públicas de Huawei para Latinoamérica conversó con Mouse para explicarnos a que apunta realmente la compañía con su apuesta.

“Para nosotros, la inteligencia artificial es un gran catalizador de tecnologías que brindan beneficios tangibles para el usuario. No es un gimmick sino que un soporte que ya está trayendo beneficios reales”, nos explica.

El corazón y el cerebro del Mate 10 Pro se encuentran en el Kirin 970, el que incluye un sistema de procesamiento llamada NPU que no tiene que ver con la velocidad con la que se resuelven las tareas sino que con la posibilidad de que el equipo aprenda con el tiempo.

Este aprendizaje puede ir desde enseñarle a reconocer una fotografía hasta entender cómo cada usuario usa su teléfono de manera diferente, y así ajustarse a sus gastos de energía.

“Hoy los beneficios que tenemos con el sistema de Inteligencia Artificial nos permiten mejorar tus fotos, hacer que dure más la batería y que el equipo no se ponga lento con el tiempo, evitando así que tengas que resetearlo de fábrica como ocurre de manera frecuente en Android”, nos explica.

Beneficios que en el papel pueden resultar pocos considerando el potencial de la tecnología en sí, pero que según Moheno, fueron elegidos en primera instancia porque son las mayores frustraciones que tiene la gente con sus equipos. “La Inteligencia Artificial es un complemente perfecto. Le permite al usuario despreocuparse de las microdecisiones y libera la carga para poder enfocarse en las cosas que más le importan”.

Las microdecisiones son opciones que nuestros equipos nos hacen tomar y que casi hemos automatizado. Desde que tomamos una foto y decidimos si ponerle flash o no, hasta elegir el mejor saludo para iniciar un correo. Son decisiones cortas, que casi ni percibimos, pero que mientras más dependemos de nuestros celulares, más tiempo nos quitan. Según un estudio presentado por Huawei, la Inteligencia Artificial tiene el potencial de liberarnos de 35 mil microdecisiones, dejando así más tiempo para que podamos dedicar a actividades productivas o recreativas.

Pero para que eso ocurra se necesitan mentes capaces de poner a prueba las capacidades de estos sistemas. “La inteligencia artificial tiene el potencial de ser una de esas tecnologías que permean absolutamente en todo” dice Moheno, por lo que compañía está interesada en poner a disposición de investigadores, desarrolladores y universidades su procesador para poder descubrir nuevas aplicaciones y funciones prácticas. “La Inteligencia Artificial no es una tendencia, ya está siendo una tecnología habilitadora que promete cambiar la industria”.

Y claramente se trata de una propuesta refrescante y que sobre todo, entrega más razones para estar pendientes de cómo serán los celulares del futuro que, hasta ahora, se habían quedado pegados en hacer crecer las pantallas y mejorar las cámaras.

El primer paso de Huawei será, sin duda, una movida que comenzaremos a ver tarde o temprano, replicada en otras marcas y modelos, lo que solo puede significar mejoras para un mercado en donde se estaba dejando muy de lado parte que realmente hace inteligente a nuestro smartphone.

Seguir leyendo