*

Apple no podría vender modelos anteriores al iPhone X en China

10 DIC 2018 / Tecnología

Apple no podría vender modelos anteriores al iPhone X en China

Una infracción a dos patentes de Qualcomm marca este nuevo capítulo en la disputa entre las dos empresas por los chips que usan dichos smartphones.


La disputa entre Qualcomm y Apple selló un nuevo capítulo en su historia gracias al fallo del Tribunal Popular Intermedio de Fuzhou que declaró culpable a Apple de infringir dos patentes propiedad de Qualcomm.

De acuerdo a Qualcomm, como parte de este fallo, el tribunal habría ordenado a Apple que dejara de vender modelos de iPhone más antiguos en China. Es decir, la compañía no podría comercializar aparatos con sistemas operativos inferiores de iOS 12, que es el foco de este problema.

Así, modelos como el iPhone 6S, el iPhone 6S Plus, el iPhone 7, el iPhone 7 Plus, el iPhone 8, El iPhone 8 Plus y el iPhone X  dejarían de estar diponibles en China.

Una medida que Apple descartó a The New York Times, señalando que seguirían vendiendo sus teléfonos.

“El esfuerzo de Qualcomm por prohibir nuestros productos es otro movimiento desesperado de una compañía cuyas prácticas ilegales están siendo investigadas por reguladores de todo el mundo”, dijo Josh Rosenstock, vocero de Apple. Rosenstock añadió que “en el caso de la corte china, Qualcomm había desafiado a Apple con tres patentes que nunca antes había presentado, incluida una que ya había sido invalidada”.

La sanción impuesta por el tribunal chino hace referencia a dos patentes: una que permite a los consumidores ajustar y reformatear el tamaño y la apariencia de las fotografías y otra que administra las aplicaciones usando una pantalla táctil para ver, navegar y descartar aplicaciones.

Estas dos características han sido parte de iOS desde sus primeras versiones, cuando Apple pagó por su uso a Qualcomm hasta enero de 2017, la fecha en que las disputas entre ambas compañías comenzaron precisamente por los costos para extender ese contrato.

En este escenario, Apple debería dejar de vender los productos sancionados durante el mes de diciembre. Aunque existe la posibilidad de que la compañía siga vendiendo los equipos con un nuevo software. Una opción que no le agrada a Qualcomm.

“Apple continúa beneficiándose de nuestra propiedad intelectual al tiempo que se niega a compensarnos”, dijo Don Rosenberg, vicepresidente ejecutivo y consejero general de Qualcomm, quien aseguró que esa compañía exigirá que los tribunales chinos hagan cumplir el dictamen.

Seguir leyendo