*

Acusan a China de crear un chip que espió a Apple y Amazon

4 OCT 2018 / Tecnología

Acusan a China de crear un chip que espió a Apple y Amazon

La polémica fue destapada por Bloomberg, quienes aseguran que una serie de servidores venía intervenido para poder robar información a distancia.


En la era digital, el espionaje ya no ocurre con elegantes personas de traje conduciendo autos lujosos, sino que es una actividad de escritorio.

Y es que la infiltración hoy en día no es una labor peligrosa, sino más bien una labor técnica, ya que todo el mundo sabe que los datos que realmente importan se encuentran ocultos en computadoras, discos duros, y servidores, y el acceso a ellos, a través de hackeos y trampas, es como se mueve hoy el mundo del espionaje.

Prueba de esto es la operación china que el día de hoy fue descubierta por Bloomberg y que da cuenta de una de las mayores operaciones de espionaje de las que se tiene memoria o que por lo menos, que se ha descubierto.

La historia señala que una rama de las fuerzas armadas de China forzó a compañías fabricantes de servidores a incorporar pequeños chips, no más grandes que un grano de arroz, pero capaces de usar el hardware original para acceder al software del equipo y así poder obtener datos y también instalar programas.

El objetivo central de esta movida de espionaje era llegar a los servidores usados por las fuerzas militares estadounidenses, pero dado que los servidores de Supermicro, la distribuidora que fue atacada por los chinos, son usados en decenas de empresas, el ataque se extendió a compañías como Apple y Amazon. De hecho, según la investigación, fueron estas empresas quienes, tras realizar auditorías privadas, se percataron de la utilización del chip, terminando efectivamente sus contratos con la empresa Supermicro desde el año 2016.

Ambas compañías de todas formas niegan haber sido víctimas de estos ataques y que habrían cortado sus relaciones con la empresa por otros motivos. Tampoco se sabe si algunas de ellas realmente sufrieron robo de datos ya que técnicamente el objetivo de este hackeo eran los computadores militares del país.

El caso se seguirá investigando, pero de ser tal como lo pintan, se trataría de la mayor acción de espionaje digital hecha a través de hardware de la que se tenga memoria. Y una nueva razón para desconfiar de todo.

Seguir leyendo