*

Cinco duros entrenamientos del Anime

20 ENE 2017 / Anime

Cinco duros entrenamientos del Anime

En Mouse hicimos un listado con algunos de los adiestramientos más difíciles que asumieron ilustres personajes de nuestra infancia: desde Hanamichi a Vegeta.

Un 20 de enero de 1996 se emitió el capítulo número 93 de Slam Dunk. Tras la épica victoria que Shohoku consiguió ante Ryonan, el conjunto capitaneado por Takenori Akagi emprendió viaje rumbo a Shizuoka para enfrentarse a la preparatoria Josei, en busca de ganar más experiencia de cara a los nacionales. Sin embargo, uno de los jugadores titulares quedaría fuera de la nómina.

El entrenador Anzai convenció al “Gori” de que lo más conveniente sería que el querido principiante, Hanamichi Sakuragi, permaneciera en el gimnasio para iniciar un entrenamiento especial bajo su tutela.

¿En qué consistía? Nada más y nada menos que 20.000 canastas, para perfeccionar el tiro con salto del pelirrojo.

El durísimo reto que asumió Hanamichi, nos recuerda otros suplicios que debieron afrontar algunos personajes de nuestra infancia.

El Tiro del Tigre (Los Supercampeones – Steve Hyuga)

Es una de las prácticas más recordadas es la que llevó a cabo Steve Hyuga.

Bajo la atenta mirada de su gran mentor, el entrenador Kira, el centrodelantero y capitán del Colegio Superior afinaba su pegada durante las noches, rematando contra el mar.

Cuando finalmente pudo “romper” las olas, nació el Tiro del Tigre.

La prueba del Jab (Espíritu de Lucha – Ippo Makunouchi)

En Latinoamérica el capítulo se llamó “El resultado del esfuerzo”, lo que resume perfectamente esta historia.

Tras ser rescatado de una golpiza por Takamura, Ippo decidió ser boxeador. Sin embargo, no podía ser tan fácil.

Takamura no confiaba en el carácter tímido de Makunouchi, así que le encomendó una misión: en una semana, atrapar diez hojas con sus puños, antes de que éstas cayeran del árbol.

El arduo entrenamiento de Ippo trajo sus réditos y aprendió su primer golpe: el jab.

El entrenamiento en la Isla de la Reina Muerte (Los Caballeros del Zodíaco – Ikki)

Ikki era un caballero anormal, con una marcada tendencia a la soledad, un carácter diametralmente opuesto al resto de los santos de bronce y una agresividad inusual en los combates.

Mucho de esto tiene su explicación en el entrenamiento que debió asumir o, derechamente, sufrir en la Isla de la Reina Muerte.

Un régimen basado en el odio donde incluso vio morir al gran amor de su vida, Esmeralda, a manos de su entrenador, Guilty.

Repartiendo leche (Dragon Ball – Gokú y Krillin)

♫ Brinco, brinco, lalalá ♫

Sin duda alguna, uno de los entrenamientos más llamativos es el que realizaron Gokú y Krillin bajo el adiestramiento del Maestro Roshi.

Y es que los pequeños tenían la tarea de repartir botellas de leche a los hogares más cercanos de la zona, siempre alternando el paso: saltando y cantando o en zig-zag.

Una práctica que, pese a lo ridícula que pudiese parecer, dio sus frutos.

La sala del tiempo (Dragon Ball Z – Guerreros Z)

La continuación de Dragon Ball nos brindó una serie de prácticas para el recuerdo. Una de ellas fue la tortura a la que se sometió Gokú en su viaje rumbo al Planeta Namek en la antesala de su combate ante Freezer, entrenando en una gravedad aumentada en 100 la de la tierra. El protagonista de la serie también debió enfrentar otros retos acaso más curiosos, como capturar al mono de Kaiosama.

Sin embargo, quisimos hacer homenaje a la Sala del Tiempo: una dimensión distinta e ilimitada en el tiempo, que se encontraba en el Templo Sagrado.

La característica que distinguía este sitio de otros, es que un día terrestre dentro equivalía a un año de entrenamiento. Recordados son los cambios que experimentaron Vegeta, Trunks, Gokú y Gohan, entre otros, tras pasar por la Sala del Tiempo, de cara a su enfrentamiento contra Cell.

¿Te acuerdas de algún entrenamiento que no hayamos incluido en el listado y valga la pena recordar?

Seguir leyendo