*

Un bosque de parches: El pasado pirata de Claudio Palma en PES

7 JUL 2017 / Tendencias

Un bosque de parches: El pasado pirata de Claudio Palma en PES

Antes de convertirse en la voz oficial del juego de Konami, el ingenio de un grupo de jugadores lo convirtió en el rostro de la versió criolla de PES

Los juegos de fútbol siempre han sido tierra fértil de oscuras modificaciones y versiones alternativas que, con el tiempo, se han vuelto de culto.

La necesidad de actualizar las plantillas o simplemente ver equipos que no estaban originalmente incluidos llevó a los fanáticos del deporte rey a ingeniárselas para modificar a los juegos más populares del momento.

Recordemos, por ejemplo a la ya mítica saga de Ronaldinho Soccer o Futbol Peruano, una serie de juegos que tomaban el clásico International Superstar Soccer y le incluían comentarios traducidos, menús en nuestro idioma y por supuesto, equipos que no estaban presentes en los juegos originales.

Sí, estamos hablando de piratería, pero en los 90 eran la única forma de poder jugar un Colo Colo – Universidad de Chile en una consola.

Estos hacks serían la base de lo que pasaría en la era de la PS1 y la PS2, quizás las consolas más pirateadas de la historia. Los jugadores latinoamericanos se volvían fanáticos de Winning Eleven a pesar de que por ser occidentales nos correspondía estar jugando PES. Pequeños detalles que dejaban en evidencia la procedencia ilegal de nuestros juegos.

El problema de jugar Winning Eleven es que, como eran juegos hechos para el mercado japonés, su contenido venía en ese idioma. Así es como los primeros parches llegaban para encargarse de solucionar la barrera idiomática. Luego de eso, vendría el caos y la locura con la personalización de equipos, estadios, contenido y hasta las canciones de los menús. Un trabajo ya mucho más pro de lo que se ofrecía en el SNES.

Y es de esta cultura de las modificaciones y de las transformaciones al borde de la ley que comenzaron a aparecer las versiones chilenas del Winning Eleven. Estas traían todo: equipos, camisetas, estadios, jugadores y más. Lo único que les faltaba era encontrar una voz que los empoderara.

Y así es como llegamos a Claudio Palma.

Para la llegada de Winning Eleven 10 -o PES 6 como se llamaba en occidente- Palma ya llevaba 3 años en el CDF y ya se había convertido en una voz reconocible para todos los fanáticos del fútbol nacional. Sus relatos y frases ya comenzaban a ser repetidas y memorizadas por los hinchas.

Es así como comenzó un vínculo casi indisoluble entre PES y Palma, donde el locutor, sin saberlo, se convertía en la voz de un juego gracias a sus fanáticos, quienes pasaban horas recortando los trozos de sus locuciones para poder incluirlas dentro del juego.

Ahora ¿Por qué el PES 6? Por varios motivos: es uno de los últimos juegos de la serie que mantuvo su calidad, antes de que esta fuera sobrepasada por FIFA, fue el primero que tenía modo online y además, sus requerimientos hacen que hasta el día de hoy corra en los computadores más antiguos.

De hecho, hasta el día de hoy existe una comunidad activa de jugadores que mantiene al PES 6 actualizado con nuevas camisetas, escuadras y por supuesto, relatos de Claudio Palma. El foro se llama Pro Evolution Chile y cada año lanzan un gran parche con el contenido de la temporada siguiente, manteniendo con vida a un juego que ya tiene 11 años de edad.

Hacerlo, eso si, no es nada de fácil: uno de estos parches puede contener más de 1.400 archivos, los encargados de reemplazar relatos, texturas y camisetas, pero por suerte hay tutoriales tanto en YouTube como en los mismos foros para crearlos.

Pero claramente PES 6 no ha sido el único que ha contado con las voces de Claudio Palma y sus callnames, el nombre que la comunidad le da a los archivos usados por el juego para identificar a cada jugador. Prácticamente todas las versiones sucesivas de PES han tenido de alguna u otra forma el relato del Negro.

Pero tras la llegada de PES 2014, el que no solo tuvo por primera vez equipos chilenos y además, los relatos de Fernando Solabarrieta y Patricio Yáñez, la necesidad de parchar estos juegos se ha vuelto cada vez más hacia lo estético y menos para el contenido. Konami también ha facilitado su sistema de edición de escuadras, camisetas y equipos, haciendo que los jugadores no necesiten requerir a parches descargados desde afuera para arreglar la falta de licencias con las que PES siempre ha sufrido.

Y ahora, la contratación de Claudio Palma llega quizás para terminar de cumplir la fantasía por completo.

Y tal vez por eso mismo es que la llegada de Palma de manera oficial a PES en su edición 2018 no ha generado el impacto que todos pensábamos, porque si bien en la historia oficial su debut es este año, la verdad es que desde hace una década que ya estamos perdiéndonos en bosques de piernas, pegando zambombazos y anotando recontragolazos.

Seguir leyendo