*

En los 80 los fanáticos también fueron duros con El Imperio Contraataca

26 DIC 2017 / Cine

En los 80 los fanáticos también fueron duros con El Imperio Contraataca

Considerado por muchos como el mejor episodio de la saga de Star Wars, la cinta también fue criticada por los fans de forma similar a The Last Jedi


Si tomas a un fanático de Star Wars al azar y le preguntas cuál es su película favorita de la saga, casi con total seguridad la respuesta será siempre una sola: El Imperio Contraataca. El quinto episodio de la serie -y el segundo en estrenarse- es recordado como una obra maestra por sus fanáticos por sus escenas de batalla, la expansión del universo con nuevos e importantes personajes y sobre todo por la dinámica de la relación entre Darth Vader y Luke Skywalker que concluye con uno de los giros argumentales más inesperados del cine.

Un apoyo que está además, sustentado en sitios como Rotten Tomatoes, donde la cinta tiene una aprobación de la crítica de un 94% y una aprobación del público de un 97%, ambos puntajes los más altos de toda la saga.

Pero este amor prácticamente unánime por la película no siempre fue así. Antes de los sables de plástico, de los disfraces de Jedi y de una trinchera de fanáticos decididos a proteger todo lo que vaya en contra de su amado universo, El Imperio Contraataca era una película más, y como tal, también fue recibida con críticas, escepticismo y comentarios muy parecidos a los que hoy rebide The Last Jedi. Así lo comprobó el sitio Critical Hitquienes hicieron una revisión al archivo de Starlog, la revista de ciencia ficción y cultura pop más importante de los 80.

Allí, los fanáticos enviaban sus comentarios, a falta de redes sociales, para comentar sobre la cinta, y lo que descubrieron es que hubo una recepción mucho más mixta de la que hoy se tiene. Mientras muchos pensaban que era mejor que la primera -la única con la que podían comparar- otros no fueron tan benevolentes y lanzaron críticas que son muy similares a las que hoy se hacen sobre el Episodio 8 de la saga.

De partida, muchos fanáticos dudaron de la revelación de Darth Vader, cuando le dice a Luke que es su padre. Muchos simplemente no le creyeron, como es el caso de Robert L. Beedy-Scarola quien dijo lo siguiente:

¿Es Luke pariente de Vader? Muchos lo creen ahora que lo dijo pero, ¿ustedes creen todo lo que escuchan? Vader pudo haber mentido solo para enlistar a Luke a su lado, para luego deshacerse de él una vez obtuviera lo que quiso.

El giro argumental más importante de la película puesto en duda por los fanáticos. Hoy, un momento genial y emotivo, pero en ese entonces, algo no tan seguro y similar a las dudas que se ponen hoy sobre la revelación de los orígenes de Rey.

Otro fanático del cine, llamado Sean Bernard, disparó contra lo que considera que se trataba de una película que dejaba demasiadas preguntas sin resolver, de nuevo, otra de las críticas hechas a The Last Jedi:

Se que quieren dejar algo para poder solucionar en las secuelas, pero creo que fue demasiado. Por ejemplo, la situación de Han Solo. La película debió haber terminado con Han siendo asesinado por Boba Fett o Jabba o rescatado por Lando o Chewbacca. Además, el destino de Bespin nunca es contado. ¿Fue tomao por las tropas de Lando, tropas imperiales o destruido por Vader?

El romance de Leia y Han Solo también fue una decepción para muchos fanáticos que querían ver juntos a Leia y a Luke -obviamente antes de saber la verdad-. Jeannette Vogelpohl tuvo estas duras palabras para referirse al forajido espacial:

Alguien debería decirle a Harrison Ford que cuando una mujer le dice a un hombre “te quiero”, “lo se” no es una respuesta aceptable. Esa escena no fue graciosa, fue todo lo contrario.

Y para Richard Hess, la película fue simplemente un retroceso:

George Lucas ha hecho una película mucho más racista y sexista que la anterior. Yo pienso que Billy Dee Williams se arrepentirá de ser la “ficha negra” del film. Además, solo había una sola mujer aparte de Carrie Fischer en la historia.

Finalmente, está el comentario escrito por David Gerrold, el crítico de la publicación, donde si bien no terminó odiando la cinta, si quiso decir que no la encontraba tan buena como decía el resto.

Me gustó. Realmente me gustó. Simplemente no me gustó lo suficiente. Estructuralmente, la cinta falla por la necesidad de imitar la fórmula de edición de su predecesora. Pasamos rápidamente de una escena a otra entre lo que pasa con Luke y Yoda en Dagobah y Leia con Han en los asteroides, y la sensación de tiempo en ambas partes se siente distorsionada. ¿Cuánto tiempo estuvieron huyendo Han y Leia? ¿Cuánto tiempo estuvo Luke estudiando?

Obviamente son apreciaciones válidas como cualquier otra, pero que demuestran que ninguna película está inmune a los cuestionamientos de su época. Y si bien esto no es garantía de que con el tiempo la gente termine amando a The Last Jedi tanto como esta película, no hay que olvidar que el tiempo, pero sobre todo, la amplificación de nuestras ideas que permiten las redes sociales son aspectos que hay que tomar en cuenta para poder ver el verdadero impacto que puede tener una historia a lo largo del tiempo.

Seguir leyendo