*

Cuatro grandes guatazos en la historia del fútbol chileno

22 MAY 2017 / Deportes

Cuatro grandes guatazos en la historia del fútbol chileno

Al igual que los potros, que increíblemente perdieron en la última fecha la oportunidad de ascender, otros elencos sufrieron en la jornada final y desperdiciaron la gran campaña que habían tenido a lo largo de la temporada. Revisa otros casos.


Cuando se llega al último obstáculo antes de la meta, existen dos posibilidades: pasarlo y cruzar la línea final, o fracasar. Desde luego, el objetivo de cualquer participante es superarlo, más aún cuando tiene todo para sortearlo con éxito y celebrar. Sin embargo, hay casos en que -a pesar de contar con todas, pero todas, las ventajas- esta valla se vuelve infranqueable y desde el piso, metáfora del fracaso, se ve como son otros los que festejan a costa del inesperado traspié en el epílogo.

Algo así sucedió este fin de semana con Deportes Melipilla. Los hinchas “potros” jamás olvidarán el 19 de mayo de 2017, cuando debían ganarle como local a Independiente de Cauquenes para retornar a la Primera B tras ocho temporadas en la tercera categoría. Los del sur del Maule no parecían ser un rival de cuidado puesto que una fecha antes habían sido goleados por Barnechea por 5-1, y sólo un par de fechas antes del final habían asegurado su permanencia.

Ante un estadio Roberto Bravo Santibáñez repleto, los “potros” se vieron sorprendidos por el equipo entrenado por Rubén Martínez. De este modo, el resultado fue un inútil 3-3 (con un gol anotado en el tiempo adicionado tras los 90′). De este modo, y tras golear a Naval en El Morro, Barnechea aprovechó el tropezón final melipillano y selló su retorno a la Primera B sólo una temporada después de caer.

Sin embargo, lo de Deportes Melipilla no es nuevo. A continuación presentamos otros casos:

RANGERS NI A LA LIGUILLA

En el campeonato de la aún llamada Segunda División de 1995, Rangers había tenido un bajón en sus últimos partidos pero hasta la última fecha mantuvo el liderato ante el asedio de Santiago Wanderers y Audax Italiano.

Así las cosas, los talquinos llegaron al juego final como amplios favoritos para lograr como locales el título y el retorno a Primera División. El adversario era el Fernández Vial de Mario Kempes, cuadro de la medianía de la tabla y que no llevó al “Matador” a Talca (el astro argentino jugaba sólo los partidos como local).

Pero de a poco comenzó a gestarse la tragedia: Fernández Vial se puso 2-0 arriba ante el Fiscal lleno de ranguerinos que se ilusionaron con un descuento que no sirvió de nada. El 2-1 en contra benefició directamente a los dos elencos verdes que curiosamente jugaban entre ellos en la última fecha y a la misma hora. Así, audinos y caturros festejaron el ascenso directo tras empatar sin goles en el Monumental.

Como si fuera poco, por diferencia de goles, la derrota de Rangers significó que ni siquiera pudiese jugar la liguilla de promoción, a la que accedieron Unión San Felipe y Cobresal.

Por esto la impotencia de los hinchas talquinos se tradujo en el lanzamiento de piedras y proyectiles varios al camarín de sus jugadores. En tanto, el DT rojinegro Guillermo “loco” Páez dejó el cargo y en su reemplazo asumió Raúl Toro.

LLANTO EN RANCAGUA

Toda la semana previa se habló de que O’Higgins podría conseguir su segunda estrella en Primera División en el Clausura 2015-2016. Más cuando los hombres de Cristián Arán podían abrazarse en el estadio El Teniente siempre y cuando derrotaran a Universidad de Concepción.

Por supuesto, el recinto se vendió varios días antes ante la gran expectación. Sin embargo, la ilusión se convirtió en congoja con el 2-1 final de los penquistas.

Quienes dieron las gracias fueron los jugadores de Universidad Católica, quienes al derrotar a la misma hora a Audax Italiano en San Carlos de Apoquindo celebraron el título que O’Higgins dejó escapar.

TRAGEDIA EN LOS DESCUENTOS

Los más ñoños entre los ñoños del fútbol chileno están de acuerdo que la campaña de Curicó Unido en la Tercera División 2004 fue brillante. Sin embargo, a último momento (literalmente en el último momento) dejaron escapar el retorno a la Primera B.

En el último partido de la liguilla de Tercera División, a los curicanos les bastaba el empate como visita ante Ñublense para dar la vuelta olímpica. Incluso la copa ya estaba en el Nelson Oyarzún Arenas. Hasta el minuto 90′, los albirrojos igualaban 1-1, pero en el tiempo adicionado apareció Vladimir Herrera para -lesionado y todo- batir a Jaime “Sam” Bravo y anotar el triunfo chillanejo por 2-1. La copa se debía guardar.

Ese resultado, finalmente, determinó que Ñublense y Curicó definieran el ascenso en un partido de desempate pues ambos ocuparon el primer lugar de la liguilla. Días después, con Luis Marcoleta al mando, fueron los rojos de Chillán los que ganaron en Linares.

REGALO PARA MAGALLANES

Parecía que Trasandino de Los Andes corría solo en la liguilla de Tercera División de 2010. Ello, al menos hasta antes de las dos últimas fechas del certamen. De hecho, en la penúltima, tuvo la gran oportunidad de asegurar el ascenso si derrotaba al Magallanes de Junior Fernandes y Felipe Reynero. Sin embargo, el triunfo fue de los carabeleros por 3-1.

A pesar de lo dolorosa de la derrota, no todo estaba perdido para Trasandino. En rigor, Magallanes sólo los había alcanzado en el primer lugar con 31 puntos. Así, igualados con la “bandita”, los andinos llegaron al partido de la última jornada como local ante Iberia con la consigna de ganar. Sin embargo, el duelo finalizó en un magro 1-1 que sirvió de regalo para los carabeleros, que dieron la vuelta olímpica tras golear 4-0 a Provincial Talagante.

¿Recuerdas algún otro guatazo de algún equipo chileno en la fecha final?

Seguir leyendo