*

Cuecómetro: Los peores pies de cueca de políticos chilenos

14 SEP 2018 / Actualidad

Cuecómetro: Los peores pies de cueca de políticos chilenos

La celebración de las Fiestas Patrias en Chile ha dado pie a que diversas figuras políticas no saliesen bien paradas de sus zapateos.

La cueca no solo es folclore, sino que también música popular. De ahí que, al ser parte del pueblo, también es mucho más que un mero baile que solo está hecho para estar presente en cada celebración de Fiestas Patrias.

Aún así, las actividades del “dieciocho” en Chile también dan pie a que las autoridades, por protocolo, tengan que sumarse al inicio de las celebraciones con un pie de cueca, generalmente tosco y sin gracia.

De hecho, dicho desempeño de los políticos generalmente deja mucho que desear. Son tiesos y, más aún, son el mejor ejemplo de que para bailar cueca, hay que saber zapatear.

A continuación listamos tres casos de cuestionados bailes de cueca para que decidan cuál es el peor.

Ricardo Lagos Weber

El senador es probablemente el mayor icono de estas lides. Su recordada presentación, en su época de vocero del primer Gobierno de Michelle Bachelet, siempre sale a colación cuando un político tiene un mal desempeño presentando sus dotes para la cueca. A más de una década de ese baile, Lagos Weber ha practicado y realizado mejores presentaciones, pero nadie nunca olvidará su recordado chascarro.

Sebastián Dávalos

Durante la inauguración oficial de las celebraciones de Fiestas Patrias, la primera de su segundo mandato, la Presidenta Bachelet bailó junto a su hijo, Sebastián Dávalos. Aún cuando era una época en la que el escenario no estaba nublado por el caso Caval, el desempeño del “primer damo” generó múltiples comentarios negativos. “Como sería de malo el baile, que hasta el señor de las señas quedó impactado”, escribió Pablo Unquén en Youtube.

Sebastián Piñera

La triada concluye con su más reciente exponente: el actual Presidente, Sebastián Piñera. Todo se concretó en el marco de la inauguración de la fonda oficial en el Parque O’higgins, en donde el mandatario se mostró en total descordinación junto a la intendenta Karla Rubilar. De nada sirvió el haber tenido clases para prepararse, un extraño paso con el pañuelo dejó a todos desconcertados.

¿Quién es el peor?

Seguir leyendo