*

Las cuatro décadas del “Kike” Acuña, el jugador que se convirtió en meme por su fama fiestera

31 JUL 2018 / Deportes

Las cuatro décadas del “Kike” Acuña, el jugador que se convirtió en meme por su fama fiestera

El ex futbolista nació el 31 de julio de 1978, es decir, hace justo 40 años. Del fútbol se retiró hace algunos días, con un partido que juntó a algunos de sus ex compañeros.


Jorge Acuña fue un jugador que tenía una técnica bastante adecuada para el puesto de volante de contención, mucha fuerza y un generoso despliegue físico. Estos atributos los mostró en clubes como Unión Española, Universidad Católica, Feyenoord, Roosendaal, Universidad de Chile, Mamelodi Sundowns, Ñublense, Unión San Felipe, Rangers y Cobresal.

Pero su carrera futbolística también estuvo marcada por el carrete y los excesos. En un minuto, fue un asiduo protagonistas de los espacios de farándula e incluso tuvo momentos muy complicados, como su condena a 41 días de reclusión nocturna por conducir en estado de ebriedad en 2012.

Aún así, también es cierto que Acuña es un hombre que, pese a sus errores, tiene un gran sentido del humor. O al menos así quedó graficado en la secuencia de dos fotos que se convirtió en meme:

Ambas fotos corresponden al mismo día y fueron tomadas por el fotógrafo de la Agencia Uno, Vïctor Salazar. El 21 de diciembre de 2014 en Hualpén jugaron Deportes Concepción frente a Unión San Felipe, por el campeonato de la Primera B.

En un primer momento, Acuña se acercó a la banca del “uní uní” para pedirle al utilero una botella con agua e hidratarse. Esta escena fue observada por los graciosos de la barra, quienes le imploraron a “Kike” que no consumiera, ya que podría hacerle un daño. Acuña, atento, les siguió la corriente: en un primer momento bebió con cara de fascinación pero luego hizo la mueca de rechazo.

El detalle fue que esta escena fue captada por Salazar y rápidamente los ñoños ingeniosos se inspiraron y crearon el meme respectivo.

Acuña puso fin oficialmente a su carrera de futbolista el pasado 8 de julio en el estadio La Higuera de Santa María, donde jugó una pichanga con ex compañeros de Universidad Católica como Cristián Álvarez, Rodolfo Moya y Milovan Mirosevic, además de cracks como Esteban Paredes y Jaime Valdés.

Seguir leyendo