*

Damon Lindelof al fin reconoce que su Watchmen es una secuela

4 NOV 2019 / Series

Damon Lindelof al fin reconoce que su Watchmen es una secuela

Claro, ahora que no hay espacio a ninguna duda tras los sucesos del tercer episodio de la serie de HBO emitido este domingo.


Durante largo tiempo, el escritor y productor Damon Lindelof vendió la idea de que su serie de Watchmen en HBO era un remix. Una remezcla de la obra original del cómic de Alan Moore y Dave Gibbons. Pero poco a poco fue quedando claro que su apuesta era una secuela.

Ahora, tras la emisión del tercer episodio, que puso el foco protagónico en uno de los personajes del cómic, además de revelar finalmente la identidad del personaje de Jeremy Irons, Lindelof reconoció su intención a través de una publicación en Instagram.

Está bien… quizás es una ESPECIE de secuela. Espero que todos recuerden atrasar sus relojes, ya que ahora es #HoradeLaurie“, aseguró publicando una imagen de Jean Smart, quien interpreta a a la agente del FBI Laurie Blake, también conocida como Laurie Juspeczyk o Espectro de Seda II.

Por ahora, la serie solo ha establecido que Laurie se convirtió en agente federal por algún motivo durante los últimos 30 años, saliendo del anonimato en el que quedó al final de Watchmen, sino que también ha intentado comunicarse constantemente con el Doctor Manhattan, quien reside en Marte.

En tanto, su pareja, Dan Dreiberg, aka el Búho Nocturno, está tras las rejas luego de que ambos adoptasen nuevas identidades, Sam y Sandra Hollis, al final del cómic.

La forma en que la serie de HBO funciona como una secuela es probablemente uno de los aspectos más interesantes de la serie, ya que propone una historia separada, pero que inevitablemente está definida por los sucesos del cómic. Especialmente por la utopia que armó Ozymandias, que claramente no fue la panácea para la humanidad.

Al mismo tiempo, los ecos de las acciones del pasado, como la influencia de Rorschach, se sienten en ese presente alternativo que tiene a Robert Redford de presidente y probablemente todo seguirá entrelazándose aún más una vez que se siga destramando la conspiración de los supremacistas blancos, el asesinato del jefe de la policía, el rol del viejo en la silla de ruedas, el nuevo plan de Ozymandias y el inevitable regreso de Manhattan.

 

Seguir leyendo