*

Dan Harmon relató el abuso que cometió contra ex guionista de Community

12 ENE 2018 / Series

Dan Harmon relató el abuso que cometió contra ex guionista de Community

El co-creador de Rick and Morty dedicó extensos minutos de su podcast para referirse al abuso del cual fue acusado y pedir perdón por su comportamiento


Ante la creciente oleada de acusaciones y denuncias de acoso sexual en Hollywood, hemos visto que cada acusado reacciona de diferente manera. Algunos deciden emitir un comunicado pidiendo disculpas, otros anuncian que se van a tomar un tiempo de reflexión, otros creen que basta con un tweet, y los peores, obviamente, son los que a pesar de toda la evidencia en su contra, siguen negando su conducta.

Pero pocos han hecho lo que hizo Dan Harmon, el hombre responsable de la creación de varias series como Community Rick and Morty, quien recientemente fue acusado de acoso laboral por Megan Ganz, una guionista del show sobre la universidad comunitaria de Greendale quien incluso señaló en redes sociales que no había podido volver a ver sus primeros trabajos por los recuerdos que le traía esa época.

Harmon reaccionó en primer lugar con unas disculpas por Twitter, las que evidentemente no eran suficientes. Así que decidió tomar un espacio en su podcast HarmonTown no solo para hacer una disculpa pública, sino que para relatar prácticamente paso a paso todo lo ocurrido, algo que sin duda escapa a la norma de lo que comúnmente hacen las figuras que esperan que mientras menos se sepa de sus acosos, mejor.

El podcast, que se encuentra en este enlace posee un segmento ubicado en el minuto 18:45 en donde Harmon toma la palabra para dedicarse por casi 7 minutos sobre la situación acontecida, relatando exactamente qué es lo que hizo durante esa época y por qué sabe que estuvo mal. Quiso confesar todo lo que hizo por dos motivos: para mostrar que exactamente sabe lo que hizo y que de verdad está arrepentido, pero también para mostrar a otras personas, que quizás están haciendo lo mismo que el hizo en su momento, se den cuenta de que están acosando aun cuando no lo consideren.

La historia va más o menos así: Todo comenzó cuando Harmon comenzó a sentirse atraído por una de sus empleadas, Ganz en este caso. Algo que el en ese momento sabía que era peligroso porque él tenía poder por sobre ella, como creador del show y como su empleador. Aun así, Harmon tomó el camino que el mismo llama el más cobarde y flojo: hacer que todo el resto lidiara con sus sentimientos. Esto, a través de coqueteos y situaciones incómodas para ella, aun cuando el ya estaba en una relación.

Luego siguió en una espiral de malas decisiones solo para justificar sus actos: le mentía a su novia y hacía sentir al resto culpable de ver en él malas intenciones. Para su novia y para sus colegas, el estaba siendo un mentor, un apoyo, un feminista, cuando en realidad lo único que quería era que sus sentimientos fueran correspondidos. Harmon llegó a terminar su relación, inventando excusas para poder tener la conciencia tranquila y así continuar con su ruta de seducción indigna durante dos años.

Ahora, el “no se sentía una mala persona” por hacer lo que hacía, por ser un acosador. Al terminar la temporada, Harmon se acercó a Ganz y le dijo que la quería, a lo que ella respondió lo que siempre le había estado diciendo en diferentes tonos, formas y discursos: Que en su posición sabía que no podía decir que no, y que no le permitirían saber si estaba haciendo bien o mal su trabajo. 

Por supuesto que con el rechazo, Dan Harmon comenzó la segunda parte de su acoso: la de la humillación. Ahora quería enseñarle una lección, como si ella hubiese hecho algo malo. Reconoció que en esta etapa fue la más oscura y que trató a Ganz apuntándola con el dedo, diciendo cosas duras y humillantes que nunca le habría dicho a un colega masculino. Todo esto le terminó costando a Harmon su propia calidad de trabajo, ser despedido de la producción del show que el mismo creó, pero a diferencia de ella, el simplemente siguió su vida con un nuevo proyecto, con Rick and Morty, procurando no volver a cometer los errores de antes, pero sin preocuparse de si ella estaba bien.

El mensaje final de Harmon, además de pedir disculpas, es que a todos quienes estén en su posición, antes de pensar si lo que van a hacer es legal o es correcto, piensen en lo que realmente sentiría la otra persona, en el nivel de presión que significa, sobre todo ante relaciones de poder, el forzar una relación sentimental.

Tras conocer el relato, Megan lo escuchó y se refirió al tema en su cuenta de Twitter, señalando que para ella esto nunca fue por venganza sino que para vindicarse. Por eso nunca quiso aceptar disculpas de manera privada, sino que también lo hizo de manera pública, otorgándole el perdón al hombre que durante años condujo sus peores pesadillas.

Y si bien no todos los procesos de recuperación son iguales, ni todo el daño se recupera simplemente conversando, el reconocer lo que se hizo, hablarlo de manera pública y dejarlo como ejemplo para que nunca más nadie lo haga, es siempre una excelente formar para comenzar.

Seguir leyendo