*

Daniel Day Lewis dice adiós a la actuación

20 JUN 2017 / Cine

Daniel Day Lewis dice adiós a la actuación

Quien más veces ha ganado el premio de la Academia en la categoría de mejor actor ha decidido retirarse.


Daniel Day Lewis, el único intérprete que ha logrado tres premios Oscar en la categoría de mejor actor, ha decidido retirarse. Con esa decisión, deja uno de los legados de actuación más importantes en las últimas décadas.

La información fue da a conocer a través del siguiente comunicado:

“Daniel Day Lewis ya no seguirá trabajando como actor. Está inmensamente agradecido con todos sus colaboradores y audiencias durante todos estos años. Esta es una decisión privada y ni él ni sus representantes harán más comentarios sobre este tema”

Su última película será la producción que protagonizará para el director Paul Thomas Anderson, un drama que es conocido por ahora como Phantom Thread y que está centrado en el mundo de la moda y la aristrocracia británica de la década de 1950.

Con PTA colaboró en There Will Be Blood, considerada como una de las mejores películas de este siglo, obteniendo el Oscar por su rol del villano petrolero Daniel Plainview. Sí, el mismo que que se tomaba toda la malteada. Sus otras victorias en la Academia estuvieron marcadas por su trabajo en el drama Mi Pie Izquierdo y la película biográfica Lincoln de Steven Spielberg.

Pero más allá de sus premios, el actor es notablemente conocido por una carrera que no fue precisamente la más prolífica, ya que en los últimos 15 años solo participó en cinco producciones, pero que estuvo marcada por varios roles emblemáticos. Eso incluye su Hawkeye en El Último de los Mohicanos o Gerry Conlon, en el drama En el Nombre del Padre, o el despiadado Bill ‘The Butcher’ en Pandillas de Nueva York.

Aunque sus películas eran cada vez menos habituales, ciertamente ver cada una de sus interpretaciones era todo un evento imperdible, más allá de que el resultado final no lograse satisfacer las expectativas como sucedió con el musical Nine.

No obstante, el legado de Daniel Day Lewis es tan grande, que simplemente no queda otra más que apreciar su tiempo como actor, el cual ya terminó. Ahora solo quedará ver su última película y revisar lo que nos dejó su carrera.

Pero para cerrar esta nota, inevitablemente no queda otra más que recordar un gran momento Kubrickiano. I’m done.

Seguir leyendo