*

El director de Dark Phoenix asumió la responsabilidad por el fracaso de la película

15 JUN 2019 / Cine

El director de Dark Phoenix asumió la responsabilidad por el fracaso de la película

Simon Kinberg señaló que el mal desempeño en taquilla de la nueva aventura de los X-Men pasaría en parte por sus decisiones.


Tras el estreno de Dark Phoenix, y la posterior mala recepción de la película en materia de recaudación, han surgido diversos reportes que intentan explicar por qué la última aventura de los X-Men bajo el control de Fox se convirtió en un fracaso.

En ese panorama, si bien hay rumores que apuntan a las decisiones de Fox respecto a la historia y la fecha de estreno como factores a considerar, el director Simon Kinberg parece tener claro que parte de la responsabilidad pasa por sus manos.

Durante una entrevista con The Business de KCRW, el director de la nueva película mutante admitió que falló a la hora de presentar una película que apelara al público.

“Claramente, es una película que no se conectó con audiencias que no la vieron, no se conectó lo suficiente con audiencias que la vieron. Así que eso depende de mí”, dijo Kinberg.

El director posteriormente reconoció que cuando una película no funciona hay muchos elementos involucrados, sin embargo, planteó que en última instancia todo se reduciría a él. “Estoy aquí, estoy diciendo que cuando una película no funciona, es mi responsabilidad. Soy el guionista y director, la película no se conectó con el público, eso depende de mí”, comentó Kinberg.

Así, aunque inevitablemente se especulará sobre el rol de la fusión entre Fox y Disney, las re-filmaciones y el cambio de fecha de estreno de Dark Phoenix, Kinberg prefiere no quedarse en lo que podría haber cambiado para mejorar la recepción de la película.

“Quiero decir, honestamente, no hay forma de saberlo”,  expresó el director. “Y eso es lo que creo que puede enloquecer a la gente y mantenerla despierta, estar pensando en el fracaso de una película años después. Si la lección que se aprendió es que tuvo una fecha incorrecta o no tuvo un buen marketing, eso no es una lección”.

De todas maneras, Kinberg argumentó que para él no es doloroso reflexionar sobre Dark Phoenix, ya que más allá de la recepción disfrutó haciendo la película. “Me encantó hacer la película, y amé a las personas con las que hice la película”, señaló el director.

Seguir leyendo