*

La historia del Ooga-chaka de David Hasselhoff en El Festival de Viña

21 FEB 2018 / Nostalgia Pop

La historia del Ooga-chaka de David Hasselhoff en El Festival de Viña

En una de las presentaciones más vilipendiadas en la Quinta, el "Hoff" mostró su versión de Hooked on a Feeling, que cuenta uno videoclip más estrafalarios.

La mayor parte conoce a David Hasselhoff por sus carreras sobre las arenas de Guardianes de la Bahía, con aquella canción que prometía que: “I’ll be ready. I’ll be ready.  Never you fear. No don’t you fear. I’ll be ready. Forever and always, I’m always here”.

Otros, un poco más viejos, siempre lo recordarán por sus andanzas a bordo de Kit, el Auto Fantástico. Con todo y los sintetizadores y esa introducción que nos hablaba de “Michael Knight, un joven solitario embarcado en una cruzada para salvar la causa de los inocentes, los indefensos, los débiles, dentro de un mundo de criminales que operan al margen de la ley”.

Por eso para muchos fue muy extraño que el actor tuviese una participación asegurada sobre el escenario de la Quinta Vergara al ser parte del jurado internacional de la edición 2001 del Festival de Viña del Mar.

Pero en paralelo a su faceta de actor, y tras el fin de la serie del auto KIT, Hasselhoff mantuvo su popularidad en Alemania y Austria, lo que aprovechó para tener una veta de cantante que lo llevó a cosechar un éxito gigantesco en Europa.

Su tercer album, Looking for Freedom, fue triple platino, tuvo una canción en el número 1 de los rankings de Austria e inclusive llegó a tener una presentación frente al Muro de Berlín en la celebración de Año Nuevo en 1989.

Pero en 2001, y tras un fallido intento de impulsar su carrera en Estados Unidos, en un concierto con bajos índices de audiencia ya que se llevó a cabo durante la misma jornada que la persecución de O.J. Simpson, el “Hoff” estaba lejos de ese éxito musical de antaño. De hecho su último disco número 1, al menos en Austria, fue el homónimo “David”, su quinta obra publicada en 1991.

Aún así, se subió a la Quinta, cantando por primera vez en español, presentándose junto a la actriz y cantante chilena Amaya Forch.

No obstante, sin duda el segmento más recordado es su primera canción. La que abrió su presentación. La canción del Ooga-chaka, la versión de Blue Swede para “Hooked on a Feeling”.

Mucho antes de que la canción volviese a la palestra y los rankings de popularidad gracias a Los Guardianes de la Galaxia, mucho antes de que la canción impulsase el interés sobre el soundtrack de la película de James Gunn a raíz del teaser tráiler que utilizó “Hooked on a Feeling”, sobre la Quinta Vergara estuvo David Hasselhoff con los Ooga-Ooga. Ooga-chaka. Ooga-Ooga. Ooga-chaka Ooga-Ooga.

Y, sí. I can’t stop this feeling.

Hasselhof cantó el tema debido a que lanzó precisamente un disco homónimo en 1997 utilizando el nombre de esa canción.

Y a la larga, espero que recuerden toda esta entrada por lo siguiente, el video musical de ” Hooked on a Feeling” en la versión del Hoff.

Una verdadera locura.

 

 

Seguir leyendo