*

David Lynch en guerra contra los tráilers: Pudren la experiencia cinematográfica

31 MAY 2017 / Cine

David Lynch en guerra contra los tráilers: Pudren la experiencia cinematográfica

El director sostuvo que actualmente estas piezas de promoción "prácticamente cuentan toda la historia".

La experiencia cinematográfica es un tema secundario para los estudios, que tienen que vender sus películas de la mejor forma para garantizar el mayor número de traseros en butacas. Mientras más atractivo, mientras más hype genere un tráiler, mejor para las proyecciones de recaudación de un blockbuster.

Pero aún considerando que los tráilers son parte importante del marketing de una película, hay quienes sostienen que las premisas de las películas son más reveladas de la cuenta en estas piezas promocionales. Casos como el de Alien: Covenant, o la próxima Spider-Man: Homecoming, han dejado en evidencia que a veces a los estudios se les pasa un poco la mano a la hora de revelar sus detalles.

Claro, hay excepciones, como la apuesta de Wonder Woman por no revelar ninguna de las sorpresas de su tercer acto, pero en términos generales hay mucha gente que actualmente prefiere no ver ningún tráiler. Total, terminarán viendo igual la película.

Pero el director David Lynch, a propósito del estreno de la nueva temporada de Twin Peaks, conversó con Rolling Stone, lamentando que los tráilers están arruinando la experiencia de ver una película. No solo en los blocksbusters, sino también en producciones más pequeñas que tienen que batallar contra las grandes producciones.

En estos días, los tráilers prácticamente cuentan toda la historia. Creo que es algo realmente dañino. Personalmente no quiero saber nada de una película cuando voy a un cine. Me gusta descubrirlo, adentrarme en ese mundo, intentar obtener tanto como sea posible una gran imagen y sonido. Sin interrupciones, para que así puedas tener una experiencia. Y cualquier cosa que pudre eso no es algo bueno“, recalcó

En ese sentido, David Lynch explicó que trabajó junto a la cadena Showtime para garantizar que no existiesen filtraciones y que, en términos oficiales, promocionasen lo menos posible la historia en el retorno de Twin Peaks. Todo con el objetivo de asegurar que esta se mantuviese como un verdadero misterio para los fans. Por eso solo entregó escenas específicas del guión a los actores, no entregaron un tráiler tradicional, para garantizar que el marketing y las entrevistas de promoción no arruinasen la experiencia.

El problema en todo caso es que los directores generalmente no tienen control sobre el marketing y el nivel de historia que se revela en los tráilers, a menos que se llamen Christopher Nolan, y los fans están tan ansiosos por conocer detalles, que ahora los estudios inclusive han generado jugadas de promoción como “los tráilers de tráilers”.

Por eso evitar ver tráilers no parece una idea tan descabellada.

Seguir leyendo