*

Deadpool tiene prohibido usar el traje de la película en los cómics

12 ABR 2018 / Comics

Deadpool tiene prohibido usar el traje de la película en los cómics

El dibujante Reilly Brown explicó que los abogados le impidieron hacer uso del traje que porta Ryan Reynolds en uno de los cómics del personaje.


Existe la idea de que en los cómics los límites solo están puestos por la imaginación de los creativos. Pero en el proceso, generalmente hay trabas respecto a los planes a futuro de la compañía, la forma en que otros cómics están usando al mismo personaje o, más aún, también está la existencia de trabas legales.

En Syfy explican que el dibujante Reilly Brown ejemplificó su caso a través de su cuenta de Instagram, revelando que el traje que Deadpool utiliza en la película no pudo ser utilizado en un número del cómic Spider-Man/Deadpool.

En la historia del cómic, Deadpool debe interpretar a un doble de acción del actor que lo interpreta en una película, lo que daba pie a que en los cómics surgiese la versión del traje que porta Ryan Reynolds. Y claro, ese actor de las viñetas, salvo un bigote, se parecía al actor que interpreta al personaje en el cine.

Pero un problema de derechos, sobre el personaje cuyos derechos siguen en manos de Fox, impidieron que esa idea se concretase. Y a la larga, su dibujo tuvo que ser modificado para presentar la versión del traje más tradicional de los cómics.

“Alguien me preguntó si alguna vez había dibujado a Deadpool con su traje de la película y de hecho sí lo hice una vez, en un número de Spideypool. En la historia, Wade lograba un rol en una película de Deadpool interpretando a un doble de acción. Para las escenas en el set, pensé que sería divertido que usara su traje de la película y eso es lo que dibujé”, explicó Brown.

“No pensé que alguien se daría cuenta o le importaría, ya que la diferencia son un par de correas y rodilleras, pero sí se dieron cuenta y me hicieron cambiarlo a su diseño de personaje usual, porque los abogados no permitirían usar el traje de la película por alguna razón”, agregó el artista.

Además, Brown explicó que tuvo problemas similares a la hora de hacer una ilustraciones para promocionar un software de dibujos para smartphones. “La moral de esta historia es: ¡Estudien sus tratos de licencias!”.

El resultado final en el cómic de “Spideypool” fue este:

Seguir leyendo