*

El conmovedor vínculo entre Death Stranding y la historia de Hideo Kojima

30 NOV 2019 / Videojuegos

El conmovedor vínculo entre Death Stranding y la historia de Hideo Kojima

En una profunda entrevista el creador del juego contó cómo sus sentimientos de soledad y el dolor por la pérdida de sus padres impactaron el título.


Hideo Kojima suele dar pistas que pueden resultar un poco confusas respecto a sus juegos, pero en una nueva entrevista con Vulture el creador de Metal Gear fue bastante directo a la hora de abordar cómo algunas de sus experiencias más personales influyeron en la realización de su título más reciente, Death Stranding.

Conversando sobre la dinámica del juego que implica, a grandes rasgos, reconcentrar un mundo fracturado, Kojima señaló que ese tema proviene de un sentimiento que lo ha atormentado desde que era un niño: la soledad.

“Me sentía solo cuando hablaba con mis amigos porque no podían entenderlo”, dijo Kojima. “Quería irme a casa … y encender las luces porque estaba asustado. Tenía muchos amigos en la escuela, pero estaba solo. No se lo dije a nadie. Pensé que estaba enfermo”.

Kojima creó una fachada de bromista para ocultar esa soledad y recién comenzó a cambiar su percepción sobre el tema cuando vio la película Taxi Driver.

“Travis (Bickle) era igual que yo en cierto sentido. Soy japones, pensé que todos los estadounidenses nunca sentían soledad. Entonces esto era nuevo para mí”, contó el desarrollador. “Cuando vi Taxi Driver me sorprendí, pero empaticé. Me sentí aliviado”.

En ese sentido, Kojima advirtió que quiso transmitir ese sentimiento a los jugadores con Death Stranding. “Por eso agregué esta conexión indirecta en línea en el juego, para que la gente sienta que está bien. Estás aliviado de que no estás solo. Ves las huellas de otras personas y piensas que no estás solo aquí”, sentenció.

Pero ese no es el único elemento personal que Kojima plasmó en Death Stranding. Por ejemplo, Vulture nota que el océano lleno de alquitrán y los monstruos tipo calamar que aparecen en el juego también se remontan a una historia de la infancia del creador.

“(Cuando tenía dos años) mi padre me empujó al océano desde un bote”, recuerda Kojima. “Fue muy aterrador. Todavía voy al océano y me zambullo de vez en cuando, pero realmente me asustan estas grandes olas y los grandes animales del océano”.

El padre de Kojima murió cuando el diseñador tenía 13 años y su madre asumió la misión de criarlo sola. Así, Kojima siempre quiso protegerla e incluso decidió no contarle que había establecido Kojima Productions para no preocuparla.

“Pensé: ‘le diré una vez que tenga un poco de éxito'”, señaló el creador de Metal Gear sobre su madre. “No quería que se preocupara”.

Sin embargo, la madre de Kojima murió cuando Death Stranding aún estaba en sus primeras etapas de desarrollo y Kojima ni siquiera alcanzó a contarle sobre el juego. Pero, pese a que el creador demuestra tristeza al hablar del tema, siente que el título de algún modo está conectado a sus padres.

“Tal vez mis padres son unos de los fantasmas en el juego, viéndome en este mundo”, comentó. “Quería tener ese tipo de metáfora, que dentro de ti, estás conectado con las personas que fallecieron”.

Seguir leyendo