*

Deepfakes: La polémica moda de editar porno con rostros de famosos

31 ENE 2018 / Tecnología

Deepfakes: La polémica moda de editar porno con rostros de famosos

Los sitios de internet ya han emprendido una cruzada frente a esta aplicación de IA que claramente transgrede los límites de la privacidad


Cuando soñamos con el desarrollo de la Inteligencia Artificial nos imaginamos asistentes virtuales altamente personalizados, computadores capaces de hacer cálculos complejos en segundos, hallazgos científicos y médicos inimaginables para la historia humana e incluso el sueño de poder tener robots que se comporten como humanos.

Pero estamos en el 2018 y todo el esfuerzo generado por la ciencia y la tecnología para generar redes neuronales de computadores altamente inteligentes ha comenzado a ser utilizado con un fin mucho menos altruista que el que la ciencia ficción nos pintó: el porno.

Todo esto, gracias a una nueva y escalofriante moda que está surgiendo en los rincones más oscuros de la web: los deepfakes. Con este nombre se denomina a toda una corriente de pornografía con la cual utilizan el poder de procesamiento de la inteligencia artificial para poder crear videos pornográficos con rostros de celebridades. 

A través de un servicio llamado FakeApp, los usuarios pueden tomar prácticamente cualquier rostro y colocarlo como si fuera una máscara sobre su actor o actriz de porno favorita con resultados muy convincentes. Dentro de las víctimas más connotadas se encuentran Maisie Williams, Taylor Swift, Aubrey Plaza, Emma Watson y quizás el más infame de todos, el de Gal Gadot teniendo sexo con su hermanastro. Todo eso, obviamente, extremadamente falso.

Para mostrarles la efectividad de estos métodos, hay algunos videos de personas que han usado la técnica del FakeApp pero con fines mucho más seguros para el trabajo. Acá, por ejemplo, vemos un usuario que reemplazó a Tom Hiddleston por Nicolas Cage en Thor Ragnarok.

O acá, tenemos a Nicolas Cage como La Roca

O Nicolas Cage como muchos otros actores

Bueno, se entendió la idea.

El tema es que estos deepfakes (al menos los pornográficos) atentan contra la imagen y la privacidad de las personas que se ven afectadas, por lo que internet ha iniciado una lucha contra este tipo de extraño entretenimiento del siglo 21. Sitios como Reddit y Gyfcat, y aplicaciones como Discord eran los lugares frecuentes de intercambio de estos videos han comenzado a eliminar los deepfakes con la esperanza de poder erradicarlos de la faz de la tierra.

Y es que claro, por el momento nos parece algo lejano ver cómo se utilizan estas técnicas para satisfacer las adolescentes fantasías que tienen algunos con sus estrellas favoritas, pero es cosa de tiempo para que estas herramientas caigan en manos aun más peligrosas y tengamos videos de porno venganza con rostros de nuestros amigos o familiares.

Porque ni la más loca predicción de la ciencia ficción pudo prever que el primer peligro de la Inteligencia Artificial no vendría en forma de un robot asesino, sino que de un video pornográfico.

Seguir leyendo