*

Del recuerdo: Los otros nombres a 26 años de la Copa Libertadores ganada por Colo Colo

5 JUN 2017 / Deportes

Del recuerdo: Los otros nombres a 26 años de la Copa Libertadores ganada por Colo Colo

Mientras la olla esté vacía, dada la pobreza de logros internacionales de los clubes chilenos, cada 5 de junio se seguirá conmemorando la consecución del trofeo continental. Súmese a la moda y lea.


“Un año más, qué más da, cuántos se han ido ya”. No se confunda, que esto no es el año nuevo. Hoy estamos a 5 de junio de 2017 y por un año más se conmemora la Copa Libertadores conseguida por Colo Colo hace ya 26 años. Claro, no faltarán los chaqueteros que dirán que esto es disco rayado, cuento viejo, que la copa está apolillada, que los autos Lada (como el de la foto principal) casi no existen en Chile… pero mientras la olla de logros internacionales de clubes chilenos siga casi pelada, habrá nomás que seguir homenajeando a los mejores del continente de 1991.

Y en esta ocasión, para el tributo hemos escogido a los que no son habituales invitados a los homenajes. Los más odiosos dirán que sólo completaron la planilla. Pero para Mouse, ellos son tan campeones como los Lizardo Garrido, Patricio Yáñez, Marcelo Barticciotto, Daniel Morón y todos los estelares. Por último, estos “otros” tuvieron la fortuna de estar en un plantel campeón. O acaso ¿Usted estuvo en un equipo que ganó, aunque sea, una Copa Gato? Es mucho más cómodo desde el escritorio… 

No jugó ningún minuto, pero José Letelier tiene una gracia: fue campeón de la Libertadores como jugador en la versión masculina en 1991 y también lo fue con los albos como DT del equipo femenino varios años después (algo así como Nicolás Massú, ganador de oro olímpico en singles y dobles, algo que no pueden contar ni Roger Federer ni Rafael Nadal). Es decir, de todos los ex jugadores albos de 1991 que se hicieron entrenadores, ninguno de ellos ha vuelto a ser campeón continental, y eso ubica al “pulpo” como leyenda.

Y no nos olvidemos que Letelier -que jugó también por Deportes Valdivia y Deportes Linares- fue en 1987 uno de los colocolinos prestados sin costo a Alianza Lima tras el desastre aéreo en donde murió casi todo el plantel profesional de los “íntimos”. Actualmente es el DT de la Selección Chilena femenina que viene de aplastar en un amistoso a Perú por 12-0.

Otro que no jugó en la campaña de 1991 fue Milton Flores. Su carrera posterior como futbolista lo llevó a clubes de la Primera B como Ñublense, entre otros. En el club chillanejo tiene una historia: al no recibir su sueldo al día, decidió hacer una huelga de hambre.

Tras su retiro, Flores se convirtió en el gerente deportivo que llevó a Unión Temuco desde la Tercera División a la Primera B, hasta la fusión con Deportes Temuco. Pero la historia no terminó bien pues fue despedido de la tienda albiverde, contra la cual hoy mantiene una demanda judicial.

Milton Flores

Alfredo Oteíza tampoco vistió de corto, al igual que Leonardo Soto. Este último, de todos modos, tuvo una trayectoria en clubes de Primera División y Primera B. Algunos clubes: Provincial Osorno, Magallanes, Rangers. Lo mismo con Raúl “Conejo” Castro, quien luego hizo su recorrido futbolístico en el ascenso nacional.

Leonardo Soto

Pero el más héroe de todos es Aníbal Valdivia: tras no jugar en la Libertadores 1991, militó luego en Ñublense, Magallanes, Santiago Morning y Chacarita Juniors. Eso sí, nunca fue estelar y su retiro se dio en el mayor de los anonimatos. Lo último que se supo de él fue cuando LUN lo ubicó en 2011: Se desempeñaba como guardia en un supermercado de Irarrázabal.

Antes de pensar en agarrarlos para el leseo por haber estado en el plantel campeón, piense en la siguiente analogía: Claudio Bravo, capitán de la Selección Chilena, dos mundiales, bicampeón de América y el mejor arquero chileno de la historia no jugó ningún segundo en la Champions League (símil europeo de la Libertadores) que ganó con Barcelona.

Camión Kamaz, un clásico evocado gracias a Colo Colo 1991.

Seguir leyendo