*

Día del beso: La historia del ex futbolista de La Serena que fue apodado “El Besador”

13 ABR 2017 / Deportes

Día del beso: La historia del ex futbolista de La Serena que fue apodado “El Besador”

Leonardo Abálsamo jugó en el primer semestre de 2009 en el elenco granate. Y si bien marcó goles, su estadía es recordada por los hinchas por el singular apodo.


Durante gran parte de la década de 2000, Deportes La Serena se caracterizó por dos cosas. La primera, por tener en parte de ella tuvo a Víctor Hugo Castañeda como el “Alex Ferguson” del fútbol chileno. Y la otra, por la constante contratación de buenos delanteros extranjeros como el colombiano Alex “el animal” Comas, y los argentinos Gustavo Canales, Sebastián Jaime, Javier Elizondo y Sebastián Tagliabúe.

Sin embargo, para la temporada 2009, el buen ojo papayero para elegir a los atacantes comenzó a fallar. Así, por ejemplo, se explicaron los arribos del nigeriano Ekele Udojoh y de los transandinos Martín Gianfelice (quien es recordado en suelo serenense por haberle dedicado un “Pato Yáñez” a la barra local y cuya foto fue tomada por el diario El Día) y Leonardo Abálsamo. Este último es el protagonista de esta entrega especial por el Día Internacional del Beso.

EL BESADOR

Leonardo Abálsamo, espigado atacante de 1,86 metros, ya tenía registrado un paso por el fútbol chileno antes de arribar al cuadro papayero. En 2003, defendió la camiseta de Santiago Morning, en la Primera B.

Sus inicios en el fútbol fueron en Almagro, y previo a su llegada a La Serena también jugó en Independiente de Rivadavia, Luján de Cuyo, San Martín de Mendoza, Universidad de Honduras y Correcaminos de México.

En la memoria de los fanáticos papayeros, el recuerdo de Abálsamo no está en los cuatro goles que anotó en el Torneo de Apertura 2009, una cifra que sin ser brillante tampoco fue miserable tomando en cuenta el origen de su apodo circunstancial: “El Besador“.

Entonces ¿A pito de qué lo bautizaron como “El Besador”? La respuesta está lejos de tener una razón romántica: a Abálsamo le diagnosticaron síndrome de la Mononucleosis, también conocido como el “mal del beso”.

Por esta razón, Abálsamo estuvo fuera del equipo varias semanas, e incluso viajó hasta su natal Mendoza para recuperarse de esta enfermedad que se transmite a través de la saliva (de ahí el apelativo de “mal del beso”) y cuyos síntomas más frecuentes son fiebre, ganglios aumentados de tamaño, dolor de garganta, dolor en la zona del cuello y decaimiento.

EL DATO

En la actualidad, Abálsamo defiende la camiseta de Escuela Deportiva Junín, del Torneo Federal C argentino, donde comparte camarín con el ex jugador de Universidad Católica Esteban Fuertes (44 años).

Seguir leyendo