*

En busca del verdadero completo

24 MAY 2018 / Tendencias

En busca del verdadero completo

Al pedir un completo en una fuente de soda o una picada, no siempre te sirven lo mismo. Entonces, ¿Cuáles son los ingredientes que conforman a un completo clásico? En Mouse concretamos un tour para dar con una respuesta.


Aunque cada país tiene su propia variación del hot dog, el completo, entendido como el concepto que agrupa a todos los tipos de “perrito caliente” hechos en Chile, se ha transformado en toda una institución.

Cuenta la leyenda que la antigua fuente de soda Quick Lunch Bahamondes, que se ubicó en el Portal Fernández Concha frente a la Plaza de Armas de Santiago, se instaló como el primer local en vender en Chile lo que a grandes rasgos es solo una variedad de sándwich que amplía de deliciosas formas a los aburridos hot dogs de Estados Unidos. Claro que la idea de comer una salchicha en un pan alargado, dicen, surgió en Alemania a comienzos del siglo pasado.​

Considerando que la comida también es una manifestación cultural que refleja a un pueblo, el completo durante las últimas décadas se ha diversificado para entregar tantas variaciones como así lo crean necesario los dueños de los locales y carritos que los venden. A grandes rasgos, hay un completo para cada gusto.

Ya sea el popular italiano, los dinámicos, brasileños, a lo pobre y hasta en versión papapleto, no hay límites en las variaciones de ingredientes y aderezos que pueden conformarlo. Obviamente, eso también ha influido en que el pan crezca para no quedarse corto.

Sin embargo, hay que considerar que en el imaginario colectivo solo hay un completo clásico. Se tratas de aquella variación que dejó sin palabras al popular chef  Anthony Bourdain, quien en su antiguo programa de televisión perdió la batalla al degustarlo. “¿Qué tan ebrio tienes que estar para comértelo todo”, aseguró en el clásico Sibarítico, quizás como señal de que su refinado paladar no estaba preparado para esta combinación de sabores que otros sí han sabido valorar.

En busca del completo

Al pedir un completo en un local, ya sea una fuente de soda o cualquier picada del barrio, existe una conformación de ingredientes base que define lo que es un completo. Tomate, chucrut, americana, mayo y quizás algo más.

Sin embargo, el punto, y lo que nos convoca en esta ocasión, es no existe un consenso respecto a qué ingredientes conforman a un verdadero “completo-completo”. Algunos dicen que no puede faltar la salsa verde, mientras otros van al significado de la palabra y sostienen que un completo “tiene que llevar todo”, inclusive la palta.

  • Chucrut – Tomate – Mayo

El Portal, también conocido como ex Bahamondes, es probablemente una de las fuentes de soda más clásicas del centro de Santiago. Ubicada en el lugar en donde se originó el completo,  su opción es no bajar la calidad de los ingredientes, proponiendo lo que en muchos rincones de la capital es conocido como un “completo base”.

¿Sus ingredientes? Chucrut, tomate y mayonesa, una combinación que siempre gana puntos si es que ese último ingrediente es de elaboración casera y si el pan está tostado en su punto ideal. Las vitrinas de esa fuente de soda sirven como la mejor carta de presentación, definiendo que por $1.900 pesos puedes degustar un completo como los de antaño.

En Sergio’s, la fuente de Soda del sector de Escuela Militar que se define como un verdadero clásico de los ochentas, siguen la misma lógica de ingredientes del anterior local.

Por $1.700 pesos puedes acceder a un gran completo que no tiene nada que envidiarle a los mejores exponentes de la versión base que me ha tocado degustar en más de una picada de barrio de la capital.

  • Chucrut – Americana – Tomate – Mayo

Quizás la versión más popular del “completo-completo” es aquella que agrega americana a la versión base. Tomen como ejemplo a uno de los locales más concurridos del centro de Santiago, y que en un momento llegó a apropiarse de gran parte de los locales del Portal Fernández Concha, el conocido “Don Pepe”.

Actualmente bajo el nombre de Don José, aunque en algún momento también se hicieron llamar como “A Tope”, esta verdadera cadena popular del completa tiene una de las opciones más económicas del centro. Por $800 pesos puedes acceder a un completo simple, con un sabor marcado por una salchicha adobada, que se transforma en una experiencia auténtica al paso, ya que sus locales no tienen sillas. Pura vieja escuela.

La competencia de Don José en el Portal Fernández Concha es el clásico Ravera, que también agrega americana a la base y cuenta con probablemente uno de los completos baratos más sabrosos del centro de Santiago, especialmente por el pan y la mayonesa que utilizan.

El costo de un solo completo es de $1.150 pesos, aunque no hay que mentirse. En todos los locales al paso del Portal Fernández Concha, todos van siempre por una promo de dos completos con una bebida maestro.

Otro clásico es el Tío Manolo, que tiene varios locales como el de Santa Isabel #262, que también sigue la misma lista de ingredientes. Por $2 mil 190 pesos pueden acceder a uno de los completos más bajoneros de Santiago.

Otro clásico de los completos, y que por muchos es definido como uno de los mejores de Santiago, es la Schoperia Múnich (Vicuña Mackenna #480). Con la mayonesa como su principal arma, esta es sin duda una de las mejores opciones para lo que para no pocos es la verdadera combinación de ingredientes que debe tener un completo.

  • Chucrut – Americana – Tomate – Salsa Verde – Mayo

A grandes rasgos, la Fuente Chilena (Avenida Apoquindo #4900) representa el tipo de variaciones que puede tener un completo, al agregar salsa verde a la mezcla. Según diversos reportes, el completo original del Bahamondes la incluía como uno de sus ingredientes base, aunque generalmente solo es una opción adicional para agregar a gusto del cliente en las fuentes de soda más tradicionales.

Por $2 mil 600 pesos, este es el reflejo del completo de “gama alta” que podemos encontrar también en lugares como la Fuente Alemana, en donde no se miden con la cantidad. Si no chorrea por el lado, no es completo, creen.

Siguiendo la misma línea, y con la posibilidad de solicitarlo con ají verde sobre la mayonesa, la clásica fuente de soda de El Rey del Completo (Enrique Mac Iver #263) representa uno de los lugares más tradicionales del centro de Santiago.

A la vez, al definirse como “el monarca” de estas lides, y considerando la larga trayectoria de su propuesta, también clama el cetro de ser el verdadero completo. Lo cierto es que por calidad no se queda atrás con su propuesta de $1.290 pesos, especialmente por el hecho de que la salsa verde siempre es un plus, pero no es el mejor exponente que incluye cebolla y perejil.

  • Americana – Tomate – Salsa Verde – Mayo

El cetro para el mejor completo con salsa verde es sin lugar a dudas para el Poker, una tradicional fuente de soda ubicada en San Antonio 168 que entrega uno de los completos más potentes para el paladar. Con un costo de $1.350 pesos,  este es por lejos uno de los mejores exponentes de este tour en el que excluí a lugares franquiciados de centros comerciales, porque simplemente no tienen el alma del completo que sí está en fuentes de soda o picadas de barrio.

Por lo mismo, también justifica a su tipo de completo como uno de los mejores exponentes para reclamar el cetro de lo que es el verdadero completo.

  • Chucrut – Americana – Tomate – Palta -Mayo

Si en Santiago no existe consenso sobre lo que es un completo, obviamente lo mismo se da en regiones. Tomen por ejemplo lo que sucede en Viña del Mar, en locales como el tradicional Cevasco (Calle Valparaíso #700), en donde son fiel exponentes de la idea de que un completo debe llevar todo y, por ende, eso incluye la codiciada palta. Tampoco se puede dejar de lado que su gran fuerte, como siempre pasa con los mejores completos, es la mayo y el pan caliente.

Es decir, a grandes rasgos es lo que en Santiago se define como un dinámico, pero en la ciudad jardín existe la idea de que más nunca es menos. ¿El costo? Tan solo $1.580 pesos para aquellos que no quieren caer en una promo.

En definitiva, si algo deja en claro este tour es que no existe un solo completo clásico. Si sumamos a la variedad de Talca, comenzamos a desatar una verdadera guerra civil para intentar definir lo que es un “completo-completo”.

De hecho, se puede argumentar que el verdadero completo no existe y los más puristas deben aceptar que no solo podemos quedarnos con la combinación tomate-chucrut-americana-mayo. Sin embargo, lo que sí hay que pactar es que el tomate siempre, siempre va abajo de la mayo.

Más aún, si algo deja en claro esta búsqueda, es que nadie puede quedarse fuera de la fiesta del completo. A diferencias de otras comidas, siempre habrá un completo hasta para el más mañosín de todos.

A la larga, solo queda recalcar que ninguno se comparará en sabor a ese hecho en casa. Esos son siempre los mejores, ¿No?

Seguir leyendo