*

Disney+ eliminó un cigarro de Goofy en el clásico Saludos Amigos

7 ENE 2020 / Cine

Disney+ eliminó un cigarro de Goofy en el clásico Saludos Amigos

La plataforma de streaming no presenta la versión completa de la película animada que incluyó a la historia de Pedrito, el avión chileno.


Saludos Amigos es la sexta película animada creada por Walt Disney Pictures, la cual fue realizada para elevar la relación con Sudamérica a solicitud del Gobierno de Estados Unidos en el marco de la Segunda Guerra Mundial.

Por estas latitudes es recordada por la historia corta que involucra a Pedro, un pequeño avión chileno que se enfrenta al Aconcagua en su misión de llevar el correo hacia Mendoza. Pero también es la película en donde debutó el papagayo José Carioca y es aquella en la que Goofy, o Tribilín para los boomers, aprende el estilo gaucho en las pampas argentinas.

Lo que nos convoca en esta ocasión tiene relación con una censura hacia un elemento de la película. Aunque en la plataforma Disney+, tal y como sucede con otro tipo de material antiguo, prometen presentarla “como originalmente se creó”, la película animada está censurada en lo que concierne a una secuencia que presenta a Goofy fumando un cigarro.

La producción, una de las tantas que cuentan con la advertencia de que incluye “representaciones culturales obsoletas”, tal y como sucede con Dumbo, removió la escena de Goofy pese a que incluye otra en la que José Carioca fuma y el Pato Donald bebe.

Según explican en Gizmodo, la escena original había sido eliminada del lanzamiento en DVD, pero posteriormente fue restituida en Blu-Ray, por lo que es posible que en la plataforma de streaming simplemente subieron la versión equivocada.

Mal que mal, la película incluye la advertencia de que cuenta con personajes fumando tabaco, la que pierde sentido si es que eliminan dichas secuencias de la producción.

En los últimos años, especialmente en la restitución del antiguo material animado, es habitual toparse con advertencias, pero tanto o más importante es rescatarlas para la posteridad como un material histórico. Las películas y cortos animadas no deben ser recortadas para ajustarlas a los nuevos tiempos o no tiene sentido verlas como un espejo de aquellos tiempos que quedaron atrás.

Seguir leyendo