*

Disney definitivamente convertirá a Fox en otra fábrica de franquicias

7 AGO 2019 / Cine

Disney definitivamente convertirá a Fox en otra fábrica de franquicias

Los números rojos generados por el fracaso Dark Phoenix darán pie a que la nueva subsidiaria sufra una cirugía. Solo Avatar y el Planeta de los Simios están en los planes de corto plazo.


Durante la última década y media, el conglomerado de Disney comenzó a crear su estrategia definitiva para instalarse como el gran perro de la yarda de Hollywood. Pero sus números colosales para este año tienen desde ya un punto negro: los números rojos que acarrea 20th Century Fox Fox.

Este año, el estudio y sus respectivas subsidiarias se sumaron al catálogo de Disney, pero el fracaso de la costosa X-Men: Dark Phoenix ahora aportó una perdida operativa de $170 millones de dólares durante el segundo trimestre.

Durante los última década, la grilla de estrenos cinematográficos de Disney se convirtió inicialmente en una mesa de cuatro patas tras las sucesivas adquisiciones de Pixar, Lucasfilm y Marvel Studios y una oferta que también se volcó a los remakes de sus clásicos animados.

2019 ha sido el año en donde toda su estrategia explotó, con el estudio superando todos los récords de recaudación. No solo tienen cinco de las seis películas más vistas del año a nivel mundial, con la otra – Spider-Man: Far From Home – ligada directamente al universo de Marvel Studios, sino que también en solo siete meses superaron la máxima marca de recaudación lograda por un estudio durante todo un año. Por eso los recientes números de Fox no son aceptables.

De ahí que, frente a los inversionistas de Disney, el CEO Bob Iger reconociese que uno de los mayores problemas del reciente trimestre “fue la performance del estudio Fox que estuvo muy por debajo de lo que ha sido y bastante más abajo de lo que esperábamos que fuese cuando hicimos la adquisición”.

En ese escenario, en The Hollywood Reporter aseguran que Disney espera lanzar 10 o más películas al año bajo el amparo de 20th Century Fox, pero algunas de estas estarán destinadas al nuevo servicio de streaming Disney+. De hecho, a eso apuntó el reciente anuncio de los reinicios de Mi Pobre Angelito y Una Noche en el Museo.

Pero en lo que concierne a las películas que llegarán al cine, la clave seguirán siendo las franquicias y un par de lanzamientos originales, tal como sucede ya con Marvel Studios, Lucasfilm y Pixar. De ahí que las marcas que no serán destinadas al streaming serán las secuelas ya anunciadas de Avatar de James Cameron y una continuación de la franquicia de El Planeta de los Simios.

Por el contrario, Disney no planea cambiar mayormente los planes con Fox Searchlight, la subsidiaria enfocada en películas de autor o foco más independiente que ha logrado una seguidilla de Premios Oscar durante los últimos años.

Sin embargo, Fox como subdidiaria de Disney, tendrá una cirugía mayor y Bob Iger reconoce que recién en dos años más podrían comenzar a sentirse los cambios.

Seguir leyendo