*

Los puntos que marcaron la reunión de Donald Trump contra los videojuegos

9 MAR 2018 / Videojuegos

Los puntos que marcaron la reunión de Donald Trump contra los videojuegos

Desde la industria de videojuegos sostienen que el mandatario quiere utilizarlos de "chivo expiatorio" para no centrarse en el debate de las armas.


Este jueves el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, fue parte de una mesa de discusión para abordar la violencia en los videojuegos.

La cita, a la que asistieron algunos miembros de la industria, legisladores no fue abierta a la prensa. Pero el Washington Post  logró conversar con algunos asistentes, aunque la información inicial provino de los críticos de la industria.

Por ejemplo, la diputada republicana Vicky Hartzler explicó que: “hubo clips violentos en donde individuos mataban a otros seres humanos de diversas formas”. Dichas secuencias iniciaron la velada, en un video que fue subido a la cuenta oficial de la Casa Blanca en Youtube:

La reunión es vista por diversos analistas como una táctica de distracción para mover la discusión sobre la violencia lejos del lobby y la legislación sobre las armas, junto a las posturas que defiende la Asociación Nacional de Rifles, tras el asesinato masivo que se concretó en un colegio del estado Florida el pasado 14 de febrero.

Aunque la discusión pública en Estados Unidos se enfocó en la legislación sobre las armas, y el acceso que tuvo el asesino – Nikolas Cruz – a rifles de asalto, el Gobierno prefirió enfocarse en el hecho de que el sujeto jugaba videojuegos.

Tras la matanza, Trump aseguró que “había que mirar Internet, porque un montón de cosas malas le están pasando a los niños y las mentes jóvenes“. El mandatario de hecho aseguró que cada vez “escuchaba más y más a gente diciendo que el nivel de violencia en los videojuegos está realmente dando forma a los pensamientos de los jóvenes“. Siguiendo esa lógica, no sorprendió que el Presidente también disparase en ese momento contra las películas, reviviendo añejos mensajes que siempre han culpado al entretenimiento.

Entre los ejecutivos que asistieron a esta reunión están Robert Alman, CEO de ZeniMax, la compañía madre de Bethesda,  así como Strauss Zelnick, el ejecutivo jefe de Take-Two, la compañía dueña del estudio responsable de GTA. Ambos aún no se refieren a la cita.

Quien sí lo hizo fue Bret Bozell, presidente del Media Research Council, una organización anti-videojuegos. De acuerdo al crítico, que propuso que esta industria sea regulada de la misma forma que el tabaco y el alcohol, el Presidente Tump “está muy perturbado por algunas de las cosas que ves en estos videojuegos”.

Luego de la reunión, la Asociación de Software de Entretenimiento entregó un comunicado en el que se refirieron a la cita según consta en Rolling Stone.

Damos la bienvenida a la oportunidad de reunirnos con el Presidente y los otros oficiales electos en la casa Blanca. Discutimos los numerosos estudios científicos que establecen que no hay conexión entre los videojuegos y la violencia, la protección de los videojuegos en la Primera Enmienda y cómo nuestra industria utiliza un sistema de rating que efectivamente ayuda a los padres a tomar decisiones informadas de entretenimiento“.

Por su parte, a través de una serie de tweetes, la Asociación Internacional de Desarrolladores de Videojuegos llamó a no utilizar a los videojuegos como un “chivo expiatorio” sobre la violencia de las armas.

El hacer a los videojuegos o cualquier otro medio un chivo expiatoria por la negativa consistente de siquiera considerar razonables restricciones que los estadounidenses quieren y merecen no están engañando a nadie“, sentenciaron.

Aún así, en el conservador Parents Television Council, cuya directora programática asistió al evento, afirman lo contrario, asegurando que sí existe una relación. Aunque reconocen que el principal factor acceso a las armas, seguido de la salud mental, no quitan relevancia a “una cultura de medios violenta que conduce a comportamiento agresivo”

Ante puntos tan opuestos, siempre será bueno recordar el siguiente tweet.

Seguir leyendo