*

Dororo: Las razones por las que no te puedes perder este anime

3 MAY 2019 / Anime

Dororo: Las razones por las que no te puedes perder este anime

Basado en el manga del mismo nombre creado por el gran Osamu Tezuka (Astroboy), este anime cautiva con su arte e historia.


La nostalgia vende, eso es algo conocido, por lo que no es raro tener nuevas versiones de juegos, series o películas que fueron lanzadas en los años 80′ o mediados de los 90, con el fin de volver a cuativar a las personas, sin embargo, ¿Qué sucede cuando se trata de un anime de 1969?

Este es el caso de Dororo, un anime que se encuentra basado en un manga de 1967 y que en enero comenzó a tener una nueva serialización, tomando a todos por sorpresa y cautivando con su estilo visual e historia.  

La historia gira en torno a, Hyakkimaru, un joven del antiguo Japón, que viaja enfrentando demonios y recuperando partes de su cuerpo cada vez que derrota a uno. Esto debido a que su padre, hizo un pacto con los demonios para traer prosperidad a su tierra, ofreciéndoles lo que ellos quisieran. Es así como, deciden tomar todo de Hyakkimaru menos su vida, por lo que este nació sin extremidades, sentidos y piel. 

Este joven, que en gran parte de comienzo de la historia tiene pocas expresiones, es acompañado por Dororo, un huérfano con el que se encuentra y que decide viajar con el luego de ver sus habilidades.

El manga original, que se publicó en agosto de 1967 y julio de 1968 en la revista Shukan Shonen Sunday,  fue realizado por Osamu Tezuka, conocido como “El dios del manga”, y quien fue creador de algunas de las historias más recordadas de todos los tiempos como Astroboy, Black Jack, Jet Marte y Kimba, el León Blanco. 

A pesar de que el nuevo anime presenta una serie de diferencias con respecto al anime de 1969 y al manga original, la historia se mantiene en sus fundamentos prácticamente igual.

Pero ¿Qué es lo que hace que esta historia que fue creada hace décadas cautive el día de hoy? La verdad son varios los elementos que tienen relación tanto con la obra original, así como con los cambios implementados.

Historia

Sin importar el momento, una historia que apunta al público joven, pero que involucra demonios, acción y también una dosis de humor sin duda atrapará sin importar mucho el año. A pesar de esto el anime actual ha presentado una serie de cambios en relación al manga original, con una historia un tanto más densa y seria que su contraparte.

En la década del 60′,  parte de la inspiración de Osamu Tezuka, proviene de The Walt Disney, por lo que tanto los dibujos, como el desarrollo de personajes era mucho más ‘cartoon’ y lineal.  En este nuevo anime, se deja un tanto de lado esto, para acercarse más al drama, dándole más trasfondo a algunos personajes, como por ejemplo, Jukai, quien encuentra a Hyakkimaru y lo cuida durante su infancia. 

Mientras en el manga este sólo era mostrado como una buena persona que lo encuentra y decide ayudarlo, en el nuevo anime, este busca hacer el bien para limpiar los pecados que ha cometido en guerras anteriores, dándole un trasfondo y construcción mucho mayor.

Es así como este anime cautiva con su historia manteniendo elementos de su trama original, pero adaptando algunos a la actualidad. 

Un arte que cautiva

Si la historia ya es bastante atractiva, otro elemento que sin duda hace que valga la pena seguir este anime es su arte, el estilo de dibujo que fue modificado en relación al original, deja -como ya mencionamos- el dibujo característico de Tezuka de lado, para dar paso a una imagen mucho más seria. 

El estudio tras este anime es MAPPA, y en la dirección se encuentra alguien que sin duda sabe como tratar historias para que atrapen a la audiencia, hablamos de Kazuhiro Furuhashi, quien dirigió Rurouni Kenshin (Samurai X), Hunter X Hunter (1999) y  Mobile Suit Gundam Unicorn.

Pero no es el único especializado en el trabajo, que ayuda a que Dororo cautive desde sus comienzos,  en el guión se encuentra Yasuko Kobayashi, quien trabajó en JoJo’s Bizarre Adventure y Attack on Titan. 

El guión sin duda es otro de los elementos que llaman la atención, ya que Hyakkimaru no habla, y la mayoría de los diálogos pasan por Dororo, siendo en varias ocasiones más un monólogo ante la poca expresividad -en un comienzo- del protagonista.

Todo lo anterior hace de Dororo una de las series imperdibles de este 2019, como una nueva aproximación al trabajo del gran Osamu Tezuka.

Dororo actualmente aún se encuentra en emisión y tiene presupuestado tener 24 episodios, -dos menos que su versión de 1969-.

 

 

Seguir leyendo