*

Dragon Ball Super: Goku nuevamente cae en su propia trampa

5 NOV 2017 / Anime

Dragon Ball Super: Goku nuevamente cae en su propia trampa

El más reciente capítulo de la serie nos presentó al poderoso nuevo desafío que marcará al Torneo de Fuerza en los próximos episodios.


Spoilers a continuación.

A pesar de que Jiren se ha instalado como la gran amenaza para todos los universos que participan en el Torneo de Fuerza, ya que solo un Goku con nueva transformación lo ha logrado equiparar, ahora el universo 6 sacó debajo de la manga una última carta sorpresa, ejecutando una movida sorpresiva justo cuando todo parecía perdido para el otro lugar que tiene representantes de la raza saiyajin.

En el más reciente episodio de Dragon Ball Super, Goku tuvo que concretar una lucha en equipo contra el tándem de Caulifla y Kale, las dos guerreras saiyajin que han buscado constantemente mejorar su nivel de batalla, consiguiendo en el camino no solo transformarse en super saiyajins, sino que también lograron establecerse como toda una amenaza capaz de eclipsar inclusive el poder del salvador de La Tierra.

Para que eso pudiese suceder, sin embargo, ambas tuvieron que sufrir ante el nivel de combate de un Goku que sigue entusiasmado con encontrar nuevos desafíos. Pero aunque su experiencia le da la ventaja, ambas guerreras lograron establecer su poder innato para demostrar los problemas que se genera Kakaroto en su afán de encontrar rivales cada vez más poderosos. Hay cosas que no debería pedir.

Aunque Vegeta inicia su pelea contra Toppo, mientras Gohan y Piccolo mantienen su pelea contra los Namek del universo 6, todos los sucesos del capítulo se centraron en el combate entre saiyajins.

Con un agotado Goku marcando el paso todavía en la serie, Kale inicia la batalla transformada en su forma legendaria incontrolable, solo para recuperar su compostura gracias a su compañera, comenzando la batalla en desventaja entre ambos bandos. Ambas guerreras inician el ataque con entusiasmo y una vez que Goku utiliza el Taiyōken para cegar a Caulifla, una enojada Kale comienza a poner a raya a su rival

En ese escenario, el villano Freezer comienza a transformarse en un notable espectador del enfrentamiento, ya que su odio por los saiyajins lo lleva a enfocarse en ambas guerreras. Claro que Goku, siendo lo más Goku que puede ser, le reclama que no puede intervenir ya que esta es su pelea.

A partir de ahí, todos los guerreros comienzan a demostrar sus técnicas, con Goku sacando la peor parte, ya que sus rivales inclusive logran anticipar una teletransportación. Claro que esa situación motiva al primer super saiyajin, ya que convierte sus cabellos a un rojo vivo para continuar el desafío en su modo Dios Super Saiyajin.

Una vez que Goku establece ese nivel de poder, la pelea da un vuelco completo, ya que las guerreras que lo enfrentan no tienen posibilidades ante este nuevo desafío. Cayendo víctima de las técnicas de su rival, todo parece perdido para el universo 6, con Goku lanzando un Kame Hame Ha que aparentemente elimina a ambas.

No obstante, en el último instante resurge la última carta: un flashback nos explica que antes del torneo, ambas guerreras recibieron unos pendientes pothala, lo que en definitiva les permite fusionarse en Kefla.La nueva súper guerrera.

Y a partir de ahí, a Goku no le queda otra más que recibir castigo, ya que la nueva guerrera que entra en escena en el torneo de Fuerza no tiene un límite aparente en su poder. Todos los presentes notan con pavor un poder aparentemente inconmesurable.

Así es que en su terquedad, el guardián de La Tierra se encontró con un nuevo problema. Uno que sin siquiera transformarse en super saiyajin logra mantener a raya a Kakaroto, que con todo y sus cabellos en rojo recibe un puñetazo que lo envía lejos para cerrar el episodio a solo “21 minutos” del fin del Torneo de Fuerza.

Goku nunca va a aprender. Nunca.

Seguir leyendo