*

Dragon Ball Super: Freezer es más fuerte que nunca

18 JUN 2017 / Anime

Dragon Ball Super: Freezer es más fuerte que nunca

El villano es el comodín en el Torneo de Fuerza y ha demostrado que su poder está a un nivel que lo deja a la par de Goku.


Con todo en juego de cara al Torneo de Fuerza, y el Universo 7 cada vez más en problemas, el más reciente episodio de Dragon Ball Super estuvo centrado en un equipo absolutamente inesperado. Uno que, al mismo tiempo, está destinado al fracaso más rotundo: Goku y Freezer.

Ambos deben enfrentar un escenario en el que un grupo importante de asesinos busca impedir que lleguen al torneo y, por ende, el universo 7 quede descalificado. Claro que lo que no tenían en cuenta los asesinos era el absoluto poder que logró Freezer en su forma dorada y el entrenamiento al que se sometió soportando todo el castigo en el infierno. Ahora su nueva forma le permite no tener problema alguno para despachar rivales a diestra y siniestra.

El nivel de Freezer en su forma dorada logra demostrar que inclusive puede controlar un poder superior como el que intentan utilizar en su contra. Y es que el Dios de la Destrucción del universo 9, Sidra, entregó a sus esbirros una porción de poder de destrucción para eliminar a los luchadores del universo 7.

Con un Freezer que asegura que solo está calentando, el villano antiguo emperador espacial no tiene problema alguno a la hora de controlar una energía de un Dios. En sus manos puede controlar el poder de destrucción de otro universo.

Ante la evidencia de esa energía oscura en manos de sus atacantes, Goku y Freezer logran deducir que toda la ofensiva en su contra es una obra de enemigo de otro universo. Pero cuando el saiyajin menos lo espera, Freezer demuestra que no pueden bajar la guardia ante él y ataca sorpresivamente a su enemigo jurado.

Con todo ya listo para el Torneo de Fuerza, Goku cae victima de su propia ingenuidad, pues queda encerrado en la energía de ataque que le traspasa su rival. En tanto, Freezer concreta lo inevitable: vislumbra una traición en contra del universo 7 y entabla contacto con los dioses del universo 9 para negociar un trato que le permita estar en otro equipo.

Pero cuando el universo 9 discute, ya que obviamente no pueden confiar en un traidor, el tiempo se acaba y Beerus interviene justo antes de que Freezer logre concretar el trato. El plan, por ahora, no logró concretarse.

Aún así, el villano ahora tiene claro que el Torneo de Fuerza le permitirá manipular a los dioses y ser el último que ría. Aún así, y pese a que Freezer en el papel sigue siendo parte del universo 7, se concreta una última breve pelea contra Goku que permite comprobar que ambos están al mismo nivel. Freezer es más peligroso que nunca y es el comodín que pone en riesgo desde dentro al equipo del universo 7.

En ese escenario, el próximo episodio ya anticipa que finalmente, tras una larga espera, comenzará el Torneo de Fuerza.

Seguir leyendo