*

Dragon Ball Super: Freezer, una solución desesperada

4 JUN 2017 / Anime

Dragon Ball Super: Freezer, una solución desesperada

El nuevo episodio mueve las últimas piezas antes del Torneo de Fuerza en el que los universos deberán combatir para mantener su existencia.


Finalmente el plan de Goku quedó al descubierto, luego de llegar a una cuestionable solución para dar con el último guerrero que forme parte de su equipo. Se trata de una elección que también tendrá la misión de evitar que toda la existencia sea destruida en el Torneo de Fuerza, defendiendo al universo 7 de los guerreros de otros universos que también quieren sobrevivir.

El elegido del saiyajin para reemplazar a Majin Buu, tal y como lo dejó claro el capítulo anterior, es ni más ni menos que Freezer, el despiadado villano que sigue dando problemas en el infierno, instalándose como una adición absolutamente irrisoria que ninguno de los amigos de Goku entiende.

Considerado uno de los mayores enemigos de los guerreros de La Tierra, su inclusión es una medida desesperada luego de que Buu quedó sumido en un sueño del que no despertará. Spoilers del nuevo capítulo a continuación.

El episodio número 93 de Dragon Ball Super plantea que Goku solicitará a Uranai Baba que reviva a Freezer por 24 horas, tal y como la anciana hacía en el pasado. Una idea que el resto considera estúpida, ya que todos tienen claro que no pueden confiar en el villano, quien no hará caso así como así.

Pero considerando que todo está en riesgo de desaparecer, Goku cree que Freezer no querrá que todo sea destruido tras ser revivido. Además, el saiyajin está confiado de que junto a Vegeta pueden derrotarlo si es que su clásico enemigo llega a derrotarlos. Lo único que tiene claro es que desconocen a los luchadores de otros universos y no pueden confiarse, ya que existen seres inclusive más poderosos que un Dios de la destrucción.

En el infierno, Goku logra el permiso para visitar a Freezer, a quien Goku le explica en detalle lo que está en juego en el Torneo de Fuerza. El villano ha sido encerrado por las autoridades del otro mundo en una existencia tan pasiva, que simplemente no soporta más. Pero aún lo que debe sufrir, Freezer, como el viejo zorro que es, acepta solo con una condición: que las Dragon Ball de La Tierra lo revivan completamente una vez que logren ganar el torneo. Ese es el objetivo que más desea.

Pero aunque Goku duda, Freezer conoce muy bien a su enemigo, por lo que lo atrae a sus garras con la idea de que además solo así puede constatar lo poderoso que puede llegar a ser. Y el saiyajin obviamente cae ante la tentación de enfrentarse a alguien aún más poderoso.

Todo este plan se lleva a cabo mientras desde el universo 4 han espiado los movimientos de Goku y compañía, por lo que inician sus propios planes para contrarrestar al universo que todos quieren derrotar y para eliminar de una vez por todas a Beerus. Todo está en riesgo.

Otro punto importante del capítulo se da en el universo 6, en donde Cabba y Caulifla intentan enseñar a Kale a transformarse en super saiyajin. Pero una vez que esta se deprime por no cumplir su objetivo, se enoja lo suficiente para convertirse en una poderosa Super Saiyajin legendaria que ataca de inmediato a Cabba.

Caulifla rápidamente se da cuenta de que Kale está celosa, creyendo que entre Cabba y su su maestra está creciendo una relación potente, por lo que lo único que les queda es intentar calmarla. Tras lograr el objetivo, el nivel de poder presentado es tal, que no dudan en incluir a Kale en el equipo del universo 6.

El Torneo de Fuerza cada vez se complica más con las nuevas adquisiciones que están sumando los otros equipos que también quieren evitar ser borrados de la existencia.

El siguiente es el adelanto del próximo capítulo.

Seguir leyendo