*

Dragon Ball Super: El imparable equipo de Goku y Vegeta

9 JUL 2017 / Anime

Dragon Ball Super: El imparable equipo de Goku y Vegeta

El más reciente episodio presentó el primer gran desafío para los guerreros del Universo 7, mientras el Torneo de Fuerza demostró lo que está en juego.


Con el inicio del Torneo de Fuerza, uno de los puntos que más ha marcado a la historia es la absoluta incapacidad de algunos miembros del universo 7 de trabajar en equipo. Goku, Freezer, Vegeta, número 17 y número 18 solo están ahí para pelear, demostrar su poderío y sacar lo mejor de cada enfrentamiento ante sus más poderosos rivales.

Pero los eventos del episodio número 98 de Dragon Ball Super, que llevan a Goku a estar en la mira de los peleadores del universo 9 liderados por el Trío del Peligro, aquellos lobos humanoides que no pueden ser detectados por el ki, dan pie a que finalmente se demuestre el nivel de pelea que pueden alcanzar aquellos saiyains que ya trabajaron en equipo en el pasado para derrotar al maligno Kid Buu.

La pelea para que el universo sobreviva ha estado marcada por el tiempo. Son solo 48 minutos de combate en el que hay que resguardar las fuerzas, ya que no hay semillas del ermitaño que permitan recuperarse. El gasto energético, el evadir las técnicas paralizantes y la preocupación para mantenerse dentro del cambo de batalla son las guías que llevan al relato hacia adelante y en el más reciente capítulo, Goku está completamente a prueba en cada uno de sus apartados.

No solo el saiyajin queda en el medio de un ataque en equipo del Trío del Peligro, sino que también queda claro que no está haciendo uso de sus transformaciones debido al alto gasto de energía que implican. El super saiyajin blue solo debe aparecer cuando sea absolutamente necesario. Y vaya que así queda claro en este capítulo. Por eso Goku recurre a notables técnicas para hacer frente a sus rivales, por ejemplo enfundándose de un campo energético para evitar ser tocado por el veneno de Lavender, el lobo amarillo.

El problema para Kakarotto se instala una vez que los tres hermanos caninos dan muestra de su mejor ataque en equipo, una técnica triangular que deja acorralado al saiyajin que hasta ahora solo piensa en disfrutar por su cuenta de la pelea. Pero el hecho de “estar perdiendo el tiempo con estos perros” es algo que simplemente no cabe en la cabeza de Vegeta, quien se suma a la pelea a pesar de que Goku no está contento de que intervengan en su combate.

A partir de ahí, las fuerzas del Universo 9 se unen con un solo objetivo, ya que casi todos sus luchadores se suman a la pelea contra los saiyajins. De este modo, no solo Goku y Vegeta deben enfrentar a los tres peligrosos canes, sino también a una serie de enemigos que cuentan con habilidades muy particulares: uno con piel de hierro impenetrable, otra con garras mortíferas o uno con hálito de hielo que congela las manos de Vegeta.

Pero situaciones desesperadas requieren medidas concretas y los saiyajins terminan concretando un contraataque ante el descuido de sus rivales. Uno a uno comienzan a ser eliminados los miembros del universo 9, incluido un luchador que comienza a ser torturado por Freezer y prefiere autoeliminarse de la batalla, sin recordar lo que está en juego en esta pelea.

Inevitablemente, todo termina en una lucha en desventaja entre Goku y Vegeta contra los hermanos del Trío del Peligro, quienes hacen un último intento utilizando su arma más letal, la técnica llamada Triangle Danger Beam que combina cada uno de sus poderes en un solo rayo. Es en ese punto, en el que no queda otra solución: Vegeta y Goku se convierten en un super saiyajin blue, respondiendo con un Final Kame Hame Ha que concluye el enfrentamiento y termina eliminando a los últimos tres participantes del Universo 9.

A continuación, la pelea se detiene momentáneamente, ya que el Rey del Todo ejecuta la sanción que elimina por completo al Universo 9, incluido su Kaio-shin y su Dios de la Destrucción. Dicha ejecución celestial, que simplemente borra a todo el universo de la existencia, deja en evidencia que el castigo definitivo por perder en el Torneo de Fuerza es la nada.

El próximo episodio ya anticipa que el combate ahora se concretará en el enfrentamiento contra guerreros del Universo 4, con Krilin teniendo que demostrar su verdadero poder ante la preocupación que le despierta el ataque que sufrirá número 18. Todo eso lo pueden ver en el avance del próximo episodio.

Seguir leyendo