*

Dragon Ball Super: La poderosa nueva transformación de Goku

8 OCT 2017 / Anime

Dragon Ball Super: La poderosa nueva transformación de Goku

El entretenido especial de una hora finalmente nos entregó el round entre Goku y Jiren. El episodio deja grandes interrogantes para lo que queda del Torneo de Fuerza.


Como parte del especial de una hora de Dragon Ball Super, habían varios elementos que se conocían de la premisa de los dos episodios. Estaba claro que, en primer lugar, Goku debería cerrar su pelea contra Ribrianne, la que inevitablemente daría pie al plato principal: el esperado enfrentamiento contra Jiren, el personaje que hasta ahora había sido promovido como el más fuerte rival presente en el Torneo de Fuerza.

Sin embargo, poco a poco se estableció que la batalla entre ambos peleadores daría pie a algo nuevo. Una nueva transformación para el saiyajin, quien debería superar las barreras de su impresionante poder, ya que la transformación del super saiyajin blue no bastaría para superar su nuevo desafío. Siguiendo la tendencia de lo que ha sido históricamente la serie, siempre habrá alguien más fuerte, un nuevo rival que permita motivar a Kakaroto a un nuevo nivel de combate.

Spoilers a continuación.

Tal como estaba previsto, el enfrentamiento entre Goku y Ribrianne sirve de antesala para el gran evento principal. Con la guerrera del universo 2 clamando que utilizará las nuevas Super Dragon Balls para desear ser transformada en una diosa del amor,  y el saiyajin afirmando que quizás lo utilizará para dejar contenta a su esposa o pelear contra alguien más poderoso, la pelea da pie a un enfrentamiento en donde la bruja se transforma en Super Ribrianne. Aún así, Goku evita los ataques de su alada contrincante y logra tomar la delantera, lanzándola justo a los pies de Jiren.

A partir de ahí, y bajo las órdenes del Dios de la Destrucción del universo 11, finalmente comienza el enfrentamiento que todos estaban esperando. Pero el ki de Jiren es de un nivel tan superior, que actúa de barrera para evitar los ataques de Goku, dejando completamente atónitos a todos los presentes. No obstante, el punto es que, a pesar de que Jiren en un momento solo utiliza un dedo para bloquear los ataques, su verdadero objetivo es que Goku lo ataque con todo su poder. Solo así comenzará la verdadera pelea.

Con ambos rivales ya enfrentados, en el universo 11 esperan que la derrota de Goku sirva para desanimar al resto de peleadores del Torneo de Fuerza, ya que sabrán que no hay forma de derrotar a Jiren. Pero con el saiyajin ya transformado en su forma azul, la pelea finalmente da pie a un combate mano a mano, en donde ni siquiera el Kaio-Ken sirve para evitar que el poder del guerrero de las Tropas del Orgullo eclipse absolutamente a su rival.

De ahí que, tal como anticipaban los avances del capítulo, solo queda un último ataque para utilizar: la Genki-Dama. No obstante, el mayor ataque de Goku, aquel con el que derrotó a una amenaza tan grande como Majin Buu, es inefectiva contra Jiren, quien le regresa el ataque al saiyajin. Sobrepasado por su rival, el guerrero del universo 7 recibe por primera vez de vuelta todo su poder de vuelta.

Con la aparente muerte de Goku, las reglas del Torneo de Fuerza implicarían la descalificación de Jiren. Sin embargo, como el ataque fue provocado por el propio saiyajin, el Sumo Sacerdote considera que no habrá ninguna penalización. Pero cuando todo parece perdido, un flujo de energía nunca antes visto revela que la esperanza aún no está perdida.

Goku, en un nuevo poder de pelea, con los ojos plateados, finalmente está en un nivel superior al de su rival del universo 11. No solo eso, rápidamente se reconoce que llega a un nivel que inclusive le cuesta llegar a los Dioses de la Destrucción: un instinto de batalla que lo lleva a esquivar sin ninguna dificultad a todos los ataques.

Al romper el cascarón, tras resistirse a recibir el impacto de la Genki-Dama, el saiyajin finalmente puede poner en aprietos a su rival, dejando a todos completamente atónitos. No obstante, Goku solo logra dominar ese poder temporalmente e inevitablemente pierde el round contra Jiren, agotando su energía y siendo impactado por un golpe que lo lleva lejos.

Con Vegeta preguntando qué diablos sucedió, y Goku sin tener una respuesta, el especial de una hora cierra con Freezer raptando a su rival y dejando en claro que ahora que lo tiene a su merced, solo puede recordar los sucesos de Namek.

En ese escenario, el villano que era el único que no se sorprendió con el nivel de Goku, sigue teniendo una agenda oculta. El episodio cierra dejando en claro que en el próximo episodio veremos la pelea entre Jiren y Hit, ya que el asesino del universo 6 intentó atacó por sorpresa, mientras Goku aparentemente podría ser despechado por su más emblemático rival. Las cosas no pintan bien para el Universo 7.

El Torneo de Fuerza entrará a partir de ahora en su recta final, pero si ni siquiera Goku en su nueva forma pudo derrotarlo, la gran interrogante es una sola: ¿Hay forma de derrotar a Jiren?

Y, para cerrar, la otra duda es quizás tanto o más intrigante: ¿Qué diablos tiene en mente Freezer?

Seguir leyendo