*

Por primera vez la UNICEF entregó vacunas para niños mediante drones

19 DIC 2018 / Actualidad

Por primera vez la UNICEF entregó vacunas para niños mediante drones

El organismo consiguió llevar vacunas a una zona aislada de Vanuatu gracias a un acuerdo con el gobierno de ese país para usar estos aparatos.


Vanuatu es un país ubicado en el Océano Pacífico Sur compuesto por 83 islas que se caracteriza por su zonas montañosas. Esta particular geografía por años ha presentado una dificultad para la entrega de suministros a los habitantes de las zonas más aisladas de ese país. Pero el pasado 17 de diciembre esa nación se convirtió en el escenario para la primera entrega de vacunas a través de drones.

Por un tiempo la complicada geografía de Vanuatu fue la principal dificultad para el plan de vacunación de la UNICEF. Al igual que el gobierno local, este organismo no podía llegar a las zonas más aisladas –que en algunos casos requieren días de caminata a pie para alcanzar- con personal capacitado y las vacunas en condiciones óptimas para garantizar su eficiencia. 

Ante ese panorama, la organización le propuso al Ministerio de Salud de Vanuatu usar drones para entregar las vacunas. Una acción que facilitaría todo el proceso y garantizaría la cadena de frío necesaria para conservar las vacunas.

El gobierno accedió a esta propuesta y puso en marcha el primer contrato gubernamental de este tipo que finalmente se adjudicó Swoop Aero, un compañía australiana.

Con el contrato establecido, Swoop Aero comenzó las pruebas de los drones el fin de semana pasado bajo las instrucciones de la UNICEF y el gobierno de Vanuatu.

Las pruebas preliminares de los drones presentaron resultados auspiciosos, ya que los aparatos llegaron a su destino aterrizando solo a 2 metros de distancia del punto demarcado, lo que proponía un panorama auspicioso para la entrega real de las vacunas.

Una vez que las pruebas fueron suficientes, la entrega de las vacunas se concretó el pasado 17 de diciembre, cuando los drones lograron llegar con su carga a Cook’s Bay y Dillon’s Bay, dos localidades aisladas donde 18 personas fueron vacunadas.

“La administración de la vacuna cubrió casi 40 kilómetros de terreno montañoso complicado desde Dillon’s Bay,  en el lado oeste de la isla, hasta el desembarque oriental en Cook’s Bay, donde 13 niños y 5 mujeres embarazadas fueron vacunados por Miriam Nampil, una enfermera registrada”, señaló la UNICEF en su sitio web. “Cook’s Bay es una comunidad pequeña y dispersa que no tiene un centro de salud o electricidad y además solo es accesible a pie o en pequeñas embarcaciones locales”.

Como las vacunas deben transportarse a temperaturas específicas, los drones fueron equipados con cajas de espuma de poliestireno llenas de bolsas de hielo y acompañadas por registrador de temperatura encargado de monitorear que estas fueran conservadas en un rango aceptable y que las altas temperaturas de Vanuatu no las estropearan. Un factor que por años había influido negativamente en las tasas de vacunación en ese país.

“Un lugar de clima cálido como Vanuatu, que se compone de más de 80 islas remotas y montañosas que se extienden a lo largo de 1.300 kilómetros y tiene carreteras limitadas, es particularmente difícil para la administración de vacunas”, explicó la UNICEF. “Como resultado, casi el 20 por ciento de los niños del país, o 1 de cada 5, pierde sus vacunas infantiles esenciales”.

Ante el éxito del plan, la UNICEF señala que el gobierno de Vanuatu  “está interesado en integrar la entrega de vacunas con drones en su programa nacional de inmunización y usar más drones para distribuir suministros de salud”.

En ese sentido, esta primera entrega de vacunas a través de drones no solo plantea un precedente para ese país y la organización, sino que abre un nuevo campo de posibilidades en la materia.

“La primera entrega de vacunas de hoy tiene un enorme potencial no solo para Vanuatu, sino también para los miles de niños que se están perdiendo sus vacunas en todo el mundo”, señaló Henrietta Fore, directora ejecutiva de la UNICEF.

Seguir leyendo