*

Los efectos especiales más vergonzosos de la televisión chilena

24 AGO 2018 / Nostalgia Pop

Los efectos especiales más vergonzosos de la televisión chilena

A raíz del final de Perdona Nuestros Pecados, nos pusimos a recordar algunos de los clásicos de la TV en donde el presupuesto fue lo que menos se vio.


Sabemos que hacer televisión en Chile muchas veces es un apostolado, un esfuerzo que tiene mucho más de ganas que de ejecución. Pero aun así, y entendiendo que la realidad de la producción nacional dista de la calidad a la que nos ha acostumbrado Netflix y HBO, hay ciertos momentos dramáticos que por su ejecución terminan dando risa. Es así como encontramos muchos ejemplos en telenovelas criollas con momentos cuyos efectos visuales terminan siendo más para la risa que otras cosas.

A raíz del final de Perdona Nuestros Pecados, un episodio intenso tanto en acción como en emociones, es que las redes sociales se pusieron a recordar algunos de los momentos claves de la TV chilena, donde el efecto en vez de concentrarnos en la trama hizo todo lo contrario.

La Bala Loca – Perdona Nuestros Pecados

Hay formas y formas de mostrar balazos en una telenovela. El arma favorita para destruir historias de amor en el mundo telenovelesco tuvo su momento en el final de Perdona Nuestros Pecados, de una forma que buscaba mostrar de una forma algo más moderna el tiro que dio muerte a Reynaldo Suárez, pero que terminó robándole todo el dramatismo, al quedarse con la trayectoria de un proyectil evidentemente falso. El toque de la sangre desparramada en el rostro de María Elsa Quiroga lo hace todo.

Y aunque hay opiniones divididas en Internet, el maquillaje con la cara destrozada de Paola Volpato también dio que hablar -para bien y para mal-.

Max, el fantasma – Tic Tac

Tic Tac fue una teleserie de esas bien atípicas y que solo podían ocurrir en los 90. Tenía canciones de Queen en su banda sonora, aparecía El Rumpi como uno de sus actores y su protagonista era un fantasma, con todo lo que eso implica. Eso significa que durante toda la teleserie hubo grandes momentos con cosas que se movían  solos y a Max demostrando sus poderes fantasmales. Pero ninguno se compara al momento final, en donde Max se manifiesta por última vez en una escena que no sabemos si es un tributo a El Rey León o al final del Retorno del Jedi con los fantasmas de la Fuerza.

Abducidos – Borrón y Cuenta Nueva

Una de las subtramas más extrañas de Borrón y Cuenta Nueva tenía que ver con la obsesión de varios de sus personajes -Perno, Poncho y Dani- de hacer contacto con seres alienígenas. Este momento llegó en el penúltimo episodio de la serie, con un desenlace que incluye un contacto con una nave extrarrestre y la abducción de Dani, quien se despide de sus amigos para irse con esta civilización superior. Todo muy, pero muy Spielberg.

¡Olé! – Amanda

¿Cómo convertir una vaca amarrada en un peligro mortal? Fácil, con muchos zooms, muchos gritos, alguien tirando paja en un costado y mucha pero mucha imaginación. Un tutorial seguido al pie de la letra por la teleserie Amanda, y cuyo resultado, emitido tan solo el año pasado, causa carcajadas hasta el día de hoy.

Hielo explosivo – Témpano

El primer episodio de esta teleserie de misterios no pudo haber terminado de mejor manera: Un asesinato al bordo de un barco, un viaje por los glaciares del sur y una explosión que no contentos con mostrarla una vez la muestran tres veces como para que nos quede claro lo superpuesto y burdo del efecto de las llamas. Con una vez bastaba, chiquillos.

Justicia Divina – Maldita

Pocos personajes en la TV chilena han sido tan decididamente malos como Raquel Ibañez, la protagonista de Maldita y la razón por la cual esta teleserie nocturna de Mega llevaba ese nombre. Tras notables escenas como esta en donde hace comer mierda a su pareja, la villana inspirada en la Quintrala recibe un final merecido, luego de haber fingido su muerte. Una estaca supuestamente atraviesa su cuerpo tras una muy torpe caída. La justicia tarda, pero llega.

La muerte de Drago – Romané

Tomando un guiño directo del Japenning con Ja y las caídas de Evaristo Espina, el enfrentamiento final por el poder gitano entre Drago y Melquíades en Romané, acaba de una manera inolvidable para muchos: con el malhumorado personaje cayendo desde un acalantilado. O más bien, un muñeco de trapo que simulaba la muerte de Drago. Se nota de inmediato cuando vemos sus extremidades doblándose al chocar contra las rocas y aunque solo aparece por casi un segundo, es una imagen que nunca olvidaremos.

El cubo invisible – Buscando a Maria

Si, nosotros también nos enteramos recién que existe algo llamado Buscando a María, pero nos hubiese gustado haberla conocido antes porque no sabíamos que había una telenovela chilena en donde apareciera el cubo cósmico. Esa es la única forma de explicar por qué aparece ese cuadrado alrededor del niño antes de desaparecer. Eso, o simplemente es un mal efecto.

Gemelos – Amores de Mercado

Ya, estamos hilando fino y la verdad es que el efecto de colocar a un actor duplicado en pantalla se viene haciendo desde El Chavo de Ocho. Pero llama la atención que, literalmente, la única diferencia entre el Pelluco y su hermano Rodolfo es que uno tenía la chaqueta abierta y el otro no. Un detalle que podría haber hecho mucho menos trágico el final de la telenovela porque Rodolfo nunca habría usado su chaqueta tan desordenada. Como no cachaste, Cruz-Coke.

El combate naval de Iquique –  Héroes

Sabemos que hacer series históricas es complicado y que el valor educativo debe estar por sobre el visual, pero la batalla entre la Esmeralda y el Huáscar parece sacada de un videojuego. Y no precisamente de la PS4, sino que más bien de la PS2.

Seguir leyendo